La Bolsa de Nueva York en los años de presencia de Luis Suárez Galván
La Bolsa de Nueva York en los años de presencia de Luis Suárez Galván - ABC

La gran historia del canario que triunfó el Wall Street

Luis Suárez Galván hizo una gran fortuna y fue fundador del Banco de Cuba

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Este año se cumple un siglo del fallecimiento de uno de los canarios más destacados en la historia mundial, Luis Suárez Galván (o Galbán). Un caso de éxito de emigrante que se conviertió en un empresario de éxito internacional, fundador del Banco de Cuba, Gran Maestre de la Logia de Cuba, presidente de honor de la Cámara de Comercio de Cuba y un filántropo como pocos ha tenido la isla, en especial su municipio de Santa María de Guía, Gran Canaria.

Espero que en alguna ocasión el empresariado canario y el Cabildo de la isla otorguen el mayor reconocimiento a este gran-canario que, además, dejó una descendencia que han destacado como pioneros en la historia del turismo mundial y mecenas culturales, quienes conservaban obras del artista galdense Antonio Padrón que acaban de 'redescubrirse' porque en su tránsito a las Américas saltaron al olvido o desconocimiento en la isla.

No olvidó sus raíces

La historia del turismo tiene orígenes mitológicos, religiosos o curativos, con visita a lugares sagrados o balnearios. Sin embargo, los estudios sitúan el origen del turismo moderno en la etapa del 'Gran Tour' europeo entre mediados del siglo XVII y la década de 1820 para aristócratas con inquietudes artísticas, fundamentalmente el movimiento del romanticismo, que los llevaba a visitar los iconos de la cultura clásica (palacios, catedrales, obras escultóricas o pictóricas) con Italia como destino final tras recorrer paisajes de Francia, Alemania u otros países.

Estados Unidos no podía ofrecer esos monumentos, pero el desarrollo de la ciudad de los rascacielos y una naturaleza espectacular con las cataratas de Niágara como reclamo, propiciaron un tour que fue documentado a comienzos del siglo XX por una familia de canarios en un interesante álbum de fotos y otro de postales que pudo ser salvado de la destrucción cuando iba a ser tirado a la basura.

Estos álbumes pertenecieron a los descendientes de Luis Suárez Galván (Santa María de Guía, 1851, La Habana, 1917). La colección cuenta la odisea de éxito de un emigrante a través de postales de los centros urbanos de moda a comienzos del siglo XX (Cuba, Nueva York, Londres, Amberes, París y ¿por qué no? Gran Canaria).

Luis Suárez Galván partió a Cuba con quince años para trabajar en el comercio de su tío, José Antonio Galván Pagán, del que se hace cargo en 1872 al regresar su tío a las islas Canarias. Dos años después convence a su hermano Eugenio para que culmine los estudios de Ingeniería y se traslade con él a Cuba.

En 1879 viaja por primera vez a Estados Unidos para establecer sus negocios. Nunca olvidó sus raíces y con sus beneficios reformó el mármol blanco y negro que luce el suelo la Iglesia Parroquial de Santa María de Guía. También ejecutó la red de suministro de agua de abasto para Guía.

La producción y exportación de azúcar le obliga a organizar los transportes con vapores como consignatario de las líneas de Nueva Orleans, Galveston y Larriga y Cia de Liverpool. Además, representa la aseguradora más importante del momento, la alemana Aachen & Munich Fire Insurance.

Fue directivo de banca en EE.UU y Cuba

En 1904 es nombrado presidente de la Cámara de Comercio de Cuba, y Presidente de Honor en 1908. Igualmente, es directivo del banco North American Trust Co, a partir del cual organiza y preside el Banco Nacional de Cuba en 1901 hasta que instó a que fuera un cubano el presidente del mismo. Al fallecer en La Habana, el gobierno cubano decretó que ondearan las banderas a media asta.

El objeto de su empresa abarcaba importación y exportación de azúcar, droguería, productos químicos, lubricantes y gomas, ferretería, víveres, mieles, ceras y vegetales; seguros contra incendios; automóviles y transportes marítimos.

Pero el descubrimiento turístico es el álbum que comienza con la partida desde el puerto de ‘Havana’ y finaliza con el regreso desde los muelles de Nueva York. Un viaje que realizan los hermanos Federico y Eugenio Galván Ramírez, unos turistas modernos que visitan los recursos más atractivos de la costa Este de EEUU. Una travesía que documentan con una colección fotográfica artística en la que observamos los rasgos de movimientos como el futurismo o el modernismo.

Además, estamos ante la prueba documental de uno de los primeros Gran Tour realizados en los Estados Unidos de América del Norte. De hecho, hay que remontarse a 1863 para encontrar los primeros libros de viajes en EEUU, escritos por Mark Twain, si bien los recursos turísticos surgen a finales del citado siglo, como los Parques Nacionales de Yellowstone, 1890; Josemite, 1890; y Monte Rainier, 1899.

La ruta de los hermanos parte de La Habana a Nueva York, donde visitan sus oficinas para desplazarse al hotel The Antlers, en Lake George, y a continuación visitar las cataratas del Niágara.

Además, las imágenes nos sitúan en momentos históricos: el hundimiento del Maine y la pérdida de la última colonia española en América tras la guerra con EEUU, el auge del capitalismo, el fenómeno migratorio y el hundimiento del Valbanera, el de mayor número de víctimas de la historia naval española.

Entre las postales de Cuba destacan la de tropas mambises (guerrilleros independentistas) y los restos del acorazado norteamericano Maine, hundido en enero de 1898 por una explosión fortuita que utilizaron los magnates de la prensa Hearst y Pulitzer para promover la Guerra hispano-estadounidense. No era el inicio del movimiento insurgente, ya que previamente se produjo la guerra de los diez años (1868-1878) y la 'guerra chiquita' (1879-1880).

Los descendientes de Luis Suárez Galván están repartidos por EEUU y España, si bien los hermanos Galván Ramírez regresaron a Gran Canaria donde fueron impulsores de su desarrollo económico y turístico, participando en la fundación de la Sociedad Fomento y Turismo en 1915.