Una patrullera de la Guardia Civil en Mauritania impide la llegada a Canarias de un cayuco con imigrantes
Una patrullera de la Guardia Civil en Mauritania impide la llegada a Canarias de un cayuco con imigrantes - ABC

Frontex destaca el papel de España en la lucha contra el crimen transfronterizo

La agencia de fronteras europea destaca la colaboración de Mauritania, Senegal y Marruecos

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las misiones llevadas a cabo en España constituyen un ejemplo para Frontex, según ha afirmado el director ejecutivo de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, Fabrice Leggeri, durante una rueda de prensa celebrada este martes en la sede de la Comisión Europea en Madrid. Frontex tiene una de sus sedes operativas en la Comunidad Canaria.

"Las operaciones llevadas a cabo en España son un ejemplo de la importancia creciente de la lucha contra el crimen transfronterizo", ha recordado Leggeri, quien ha dicho que "entre julio y octubre fueron incautadas 102 toneladas de drogas".

En lo que se refiere a la inmigración, Leggeri también ha destacado el éxito en España que, a su juicio, se explica en gran medida por la colaboración con terceros países (Mauritania, Senegal, Marruecos y Argelia), que facilitaron las labores de rescate.

"El año 2015 fue un punto de inflexión para la UE", ha manifestado Leggeri, porque "se replantearon las herramientas de acción de la UE", que tuvo que lidiar con los flujos migratorios, la ausencia de coordinación y los desafíos ligados a la amenaza terrorista.

Frontex, cuyo objetivo principal es la gestión integrada de las fronteras exteriores, tiene un equipo permanente de 400 personas (más contribuciones de los Estados) y debería contar en los próximos meses con 200 agentes más.

La puesta en marcha del contingente de reacción rápida el pasado 7 de diciembre supuso un gran paso adelante para la agencia, según ha reconocido su director ejecutivo, quien además ha afirmado que 1.500 efectivos podrán ser desplegados en situación de emergencia.

Además de este contingente, Leggeri se ha referido a un sistema de evaluación de vulnerabilidad que se ha puesto en marcha para analizar los riesgos y comparar las amenazas posibles a través de la recopilación de datos por parte de cada estado miembro.

Este sistema pretende también evaluar la capacidad de cada país para gestionar sus propios flujos migratorios y proponer medidas para la gestión de los países con mayores dificultades.

Una de las medidas importantes para controlar la inmigración ilegal es la devolución de los migrantes que no cumplen con las condiciones legales y no presentan pruebas de persecución en su país de origen. Desde octubre Frontex ofrece un mecanismo para que los migrantes puedan tramitar denuncias si no se respetan sus derechos.