Gendarmería mauritana y agentes de la Guardia Civil en el país africano
Gendarmería mauritana y agentes de la Guardia Civil en el país africano - EP
Sociedad

Detienen al organizador de los últimos cayucos llegados a Canarias

La Guardia Civil sostiene que, junto a un cómplice, se encargaba de todo el proceso: captaba a los inmigrantes, los alojaba antes del embarque y los conducía al punto de partida

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Gendarmería mauritana y agentes de la Guardia Civil han detenido al presunto organizador de los últimos cayucos que han llegado a las costas canarias.

Se trata de un senegalés de 40 años de edad y ha sido arrestado en Mauritania acusado de ser el cabecilla de estos traslados de inmigrantes en patera. La detención se produjo después de las informaciones aportadas por la recién creada "patrulla terrestre mixta", con sede en Nouadhibou (Mauritania).

En concreto, se responsabiliza a esta persona de haber fletado dos barcas que condujeron a las islas a 50 inmigrantes: 38 de ellos a Gran Canaria en septiembre, y 18 a Tenerife en noviembre, según informa el Instituto Armado.

El detenido estaba en busca y captura desde octubre, cuando la Policía del país arrestó a un cómplice suyo, denunciado por dos inmigrantes a los que había dejado fuera del cayuco que llegó a Gran Canaria, a pesar de haber pagado cada uno entre 800 y 900 euros.

La red que dirigían estas dos personas, asegura la Guardia Civil, se encargaba de todo el proceso: captaba a los inmigrantes, los alojaba antes del embarque y los conducía al punto de partida.

Su principal objetivo, añade, eran personas subsaharianas residentes en Nuadibú, sobre todo en el barrio de Khairan, que durante la crisis de los cayucos de la pasada década se convirtió en uno de los focos de emisión de inmigrantes a Canarias.

El presunto cabecilla del grupo fue detenido en el puesto fronterizo de la localidad de El Chelkha (a unos 170 kilómetros de la Nuadibú), cuando intentaba huir de Mauritania.

La Guardia Civil explica que el refuerzo que ha realizado a su despliegue permanente en Mauritania, compuesto por un helicóptero, dos patrulleras, un oficial de enlace y personal de apoyo, responde al objetivo de obtener más información que permita atajar un posible repunte de la inmigración a raíz de la inestabilidad de la región tras la "Primavera árabe", según informó Efe.