Deja embarazada a una niña y le da dinero para una píldora abortiva

La víctima tenía 13 años e intentaría repetir la agresión a una menor de once años. Todo, con perfiles falsos en redes sociales y en catorce provincias españolas

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un juzgado de la capital grancanaria ha decretado el ingreso en prisión de un joven de 25 años que abusó sexualmente de una niña de 13 años a la que captó a través de internet y llegó a acosar a otras 42 menores de 14 provincias a través de las redes sociales y servicios de mensajes a móviles.

El caso se ha podido investigar porque la madre de una niña de once años alertó que un sujeto acosaba a su hija con perfiles falsos en redes sociales. El detenido deberá hacer frente a cargos por abuso sexual, corrupción de menores y pornografía infantil, ya que en su domicilio se intervinieron fotografías y vídeos de contenido sexual con niños «de extrema dureza».

El detenido presuntamente captaba a niñas de entre 11 y 15 años de edad en una red social y después las acosaba a través de una aplicación de mensajería instantánea. El detenido ha admitido a los policías que abusó sexualmente en Gran Canaria de una de esas menores, de 13 años a la que dejó embarazada y dio dinero para que se comprara una píldora abortiva.

En el registro del domicilio del detenido en Canarias, la Policía se incautó de un disco duro y de un teléfono móvil, que contenía numerosas conversaciones de índole sexual con menores en servicios de mensajería instantánea y en redes sociales.

Se han localizado a tres grupos de «chat» en los que el arrestado compartía vídeos y fotografías de pornografía infantil «de extrema crudeza» con otros usuarios, por lo que la investigación continúa abierta con el fin de esclarecer por completo los hechos e identificar al resto de implicados.

La Policía Nacional recuerda «la importancia de que los padres revisen el uso que sus hijos menores de edad hacen de las redes sociales, configurando las herramientas de control parental y los dispositivos electrónicos, además de educarlos en el uso de forma responsable de internet».