Una mujer senegalesa embarazada
Una mujer senegalesa embarazada - AFP

¿Cómo puede una misma mujer dar a luz tres veces al año?

La inmigración procedente de África occidental disparata las estadísticas de la sanidad canaria

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El consejero canario Sanidad, José Manuel Baltar, admitió este jueves que hay familias con alta capacidad de gasto privado procedentes de Mauritania y Senegal que se trasladan a Canarias para emplear el sistema sanitario autonómico y dar a luz «gratis total».

Baltar afirmó que no está en contra de la asistencia sanitaria gratuita a inmigrantes. Pero matizó que no es lo mismo una persona sin activos líquidos que ha llegado a España en patera que una persona que, con una previsión de nueve meses, ha optado por pedir visado, venir en avión y plantarse ante un centro hospitalario para que el sistema canario de salud gestione las últimas horas de un embarazo.

El consejero canario de Sanidad agregó en una entrevista en «El Espejo Canario» que conoce el caso de tres mujeres que, con una supuesta misma identificación, han dado a luz en el Hospital Materno Infantil de la capital grancanaria empleando un mismo nombre y apellidos. Preguntado sobre si eran mujeres de Marruecos, respondió: «Bueno, Senegal, Mauritania».

Gente rica

Destacó que ha sido informado de un caso donde «una misma paciente registra dos o tres partos en un año» y «evidentemente esto se da» aunque «evidentemente» por «el ciclo biológico natural» es imposible. Estos casos los puso a modo de ejemplo sobre abusos que ha detectado en su departamento.

El titular canario de Sanidad en las islas destacó que «nosotros ahora mismo estamos siendo una zona que atrae a determinadas elites del norte de África porque estamos a tiro de piedra» y «saben» que en el archipiélago «se ofrece una Sanidad» que es «homologable» a las mejores del mundo «y eso tenemos que empezar a analizar en intensidad».

Agregó que no tiene interés en discriminar estas prácticas, es decir, a que el sistema público se niegue a atender a las mujeres de alto poder adquisitivo embarazadas africanas que vienen a Canarias porque «nuestra sanidad es absolutamente solidaria" porque lo "decidimos en su día».

Explicó que esa solidaridad era para inmigrantes sin recursos aunque no se consideró que era para que «para coger una avión y venir».

Afirmó que estas cosas apenas tienen control por una razón: una mujer llega a urgencias para dar a luz y el facultativo no se va a poner a hacer un interrogatorio. Atiende la urgencia. «¿Quién sabe que recursos tiene?», se pregúntó.

«No estoy hablando contra esto», indicó Baltar. Simplemente, expuso que las matemáticas de un embarazo en Canarias pueden ser sorprendentes y que tiene su impacto en el coste de los servicios públicos.