Cardona con amigos y compañeros del PP canario
Cardona con amigos y compañeros del PP canario - ABC

Cinco razones por las que el Puerto de Las Palmas será «moderno» con Cardona

El audaz y persistente exalcalde grancanario sabe que el Puerto de Las Palmas formará parte de la campaña electoral de 2019 y quién ha intentado sacarlo del rebaño desde que perdió la Alcaldía de la ciudad en 2015 para dejarle morir

Santa Cruz de TenerifeActualizado:

Los que tienen el poder en Canarias han acordado que el exalcalde de la ciudad de Las Palmas, Juan Cardona (PP), sea presidente del Puerto de Las Palmas. De esta forma, a partir de mayo, es la segunda vez en la que un antiguo alto cargo municipal sea máximo responsable de los puertos de la provincia oriental. Al contrario que en la época de los socialistas analógicos Emilio Mayoral o Luis Ibarra, la presidencia de Cardona será «moderna» y digital.

12345
  1. Habrá Twitter

    ¿Un puerto de este nivel si presencia en redes sociales? En términos políticos el Puerto de Las Palmas no es una pescadería, es una carnicería. Y Cardona lo sabe porque lleva desde hace más de 20 años en política. El manejo de las redes sociales en la época del PSOE en los puertos de Las Palmas era un aburrimiento total porque el caladero de los negocios habría sido opaco.

    A Ibarra no le gustaba hablar con la gente a no ser que fuese de baloncesto, que para eso es directivo de la patrimonial del Herbalife Gran Canaria. En Twitter nadie le preguntará a Cardona qué ha ocurrido para que Oryx haya tenido problemas con el expediente de de incentivos regionales de la UE. La gente querrá saber horarios de visita y que haga que de guía por sus instalaciones. Al lado del mar siempre hay frío.

  2. El puerto regresa a La Isleta

    A Cardona el tema del tursimo le gusta y la regata ARC este 2018 será todo un espectáculo de codazos. Va a fomentar el nacionalismo portuario y la autoestima para ganarse el apoyo de los isleteros, que ahora votan en masa a Podemos cuando antes eran fieles devotos del PP.

    El Puerto de Las Palmas no se va a quedar relegado. Así que tirará de la gente que más o menos sabe algo del mundo de la vela para hacerse con el control de la fiesta, que para eso se hace en sus aguas y él la reforzó cuando era consejero de Turismo del Cabildo de Gran Canaria. En junio viene una delegación de empresas mineras desde Canadá a ver qué es eso de garantías jurídicas en Canarias para instalarse. Kinross no ha ejecutado la parcela que tiene adjudicada desde hace años.

  3. Descarbonizar

    Será la presidencia portuaria en la que llegue el primer crucero impulsado con gas natural licuado, en noviembre de 2018. Y eso le encantará para entrar a culpar al PSOE y Nueva Canarias de por qué en la ciudad de Las Palmas no habrá red de abastecimiento de este tipo de buques y el suministro deberá ser por camiones cisterna, como en Dakar o Agadir.

    Sobre los puertos africanos, algún listillo le intentará convencer para hacer un enéismo hermanamiento, seminario, conferencia o foro de debate a fin de captar fondos europeos basados en el humo de la «economía azul». Al que dejará tranquilo es al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (NC), porque Cardona tendría muy presente la frase de Frank Underwood: «Nunca golpees a un hombre que está masticando».

  4. Hotel, Parque Temático y Teleférico

    ¿Irá en bicicleta a trabajar? A veces. El audaz y persistente exalcalde de la capital grancanaria sabe que el Puerto de Las Palmas formará parte de la campaña electoral de 2019 porque Podemos, que controla la Concejalía de Urbanismo de Las Palmas capital, querrá echar la culpa a «su» l puerto ciertos retrasos de obras y Cardona hará lo mismo con el PSOE a cuenta de los proyectos de Poema del Mar, un invento suyo. Reparto de culpas.

    Los inversores que tienen empresas portuarias se inventarán viajes al extranjero para no opinar y delegar votos en actos públicos. También habrá choque de trenes porque el alcalde de Las Palmas, el socialista Augusto Hidaldo, no quiere mojarse con el teleférico proyectado en el Puerto de Las Palmas y Cardona lo querrá acelerar. Y eso será otro lío para Podemos.

  5. Mapa de concesiones

    Aumentará las descargas de videojuegos porque regresaran los insufribles «power point» a los que sometía en sus conferencias. Cardona es experto en logística y, en realidad, lo en teoría quiere es convertir en Puerto de Las Palmas en una miniciudad de servicios portuarios. Y no puede ser que un centro comercial en un puerto ande cerrado para no perjudicar a cuatro que venden naranjas en Las Rehoyas.

    Ahí la batalla sobre horarios comerciales en el centro comercial El Muelle será clave para saber quién manda. Aparentará que se dejará seducir cuando le propongan protagonizar desayunos de autobombo. Cardona sabe quién en el PP, grupos de presión y Patronal de Las Palmas ha intentado sacarlo del rebaño desde que perdió las elecciones de 2015; pero no dejará morir a nadie.