Beatriz Morales - Islas al Gusto

Sol carnavalero

El astro anda envidioso de nuestras costumbres

Beatriz Morales
Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las nubes tornaron su color grisáceo a un dorado mañanero. El sol, travieso y curioso, atravesó el cielo para inundar de colores las edificaciones y carreteras húmedas por la lluvia. El azul añil pintaba las pupilas de los madrugadores que miraban hacia arriba y buscaban la plenitud azulada y solar que daba este tiempo cambiante, mojado y paradójico: pesado en los eventos al aire libre y los paseos interrumpidos, pero bello en el rocío de las gotas.

Febrero siempre ha sido un mes ideal para las celebraciones. Los disfraces suelen aliviar las temperaturas invernales y las fiestas alegran a la estación más apática para quienes sienten el pleno paraíso canario en las playas de arena blanca y mar transparente. Ahora le ha tocado al sol pues, envidioso de nuestras costumbres y risas cómplices envueltas en bailes amigables, ha decidido salirse de su cueva y nos ha dado una tregua para sentir el ritmo de nuestra gente y disfrutar de un carnaval que se hace de rogar pero que, cuando toque, hará retumbar la tierra insular.

Beatriz Morales FernándezBeatriz Morales Fernández