18.000 «kellys» llamadas a la huelga en hoteles de Canarias el Día de Navidad y 1 de enero

El Gobierno de Canarias pide a las partes que dialoguen y admite que no es dinero lo que demandan las camareras de piso sino buenas prácticas en pensiones y riesgos laborales

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Las camareras de piso han sido convocadas a una huelga dos días claves para el negocio del turismo: 25 de diciembre y 1 de enero de 2018. Se trata unos paros en las islas para demandar «el fin del postureo» de políticos que buscan la foto pero «no actúan para obligar a la patronal hotelera a favorecer unas condiciones dignas de trabajo». UGT Canarias está en contra de una huelga de «kellys». El sindicato convocante es el mayoritario del sector, Comisiones de Base (Cobas).

«Tenemos derecho a jubilarnos con pensiones contributivas y llegar en condiciones físicas y psicológicas normales, no destrozadas y dependiendo de ansiolíticos y analgésicos», explica la camarera de piso Maite Lorenzo y delegada de salud laboral de Cobas.

Maite Lorenzo explicó que durante la crisis las camareras de piso eran el único sostén económico de muchas familias con el resto de miembros en paro, y de eso se han aprovechado los hoteleros para exigir sobreesfuerzos.

Jubilación

También condena la indefensión que supone que la evaluación de riesgos laborales las realicen unas mutuas a las que pagan los propios hoteles, con lo cual carecen de independencia, y de la pasividad de la Inspección de Trabajo. «Queremos un ambiente laboral sano, poder vivir dignamente y con salud, no gastarnos el sueldo en la farmacia», demanda Maite Lorenzo.

Lorenzo explica no se trata de una huelga en demanda de más salarios sino para exigir unas condiciones de salud y seguridad laboral que acaben con que las camareras de piso, en un 90% de los casos, tengan que jubilarse a los 55 años con pensiones de invalidez.

La principal reivindicación es la incorporación al convenio colectivo del sector y la aplicación efectiva de la guía de buenas prácticas para riesgos ergonómicos y psicosociales, a lo que, asegura Lorenzo, se niega la patronal, que exige a las camareras de piso que limpien cada habitación de hotel en diez minutos.

25 habitaciones a diez minutos

La presión de limpiar 25 habitaciones diarias, la falta de diligencia de las evaluaciones de las mutualidades, pagadas por las empresas y la inhibición de la Inspección de Trabajo hacen mella en unas mujeres que llegan a su jubilación con pensiones de incapacidad total, denuncian los convocantes.

Afirma que los políticos son muy dados a hacerse fotos y «postureo» con las camareras de piso y aprueban proposiciones no de ley de apoyo sin trascendencia alguna, porque luego se niegan a incluir esos mismos pronunciamientos en la legislación, afirma. Sindicalistas de Base que es el sindicato mayoritario en el sector de la hostelería en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Apoyos

Sindicalistas de Base espera sumar el apoyo del resto de sindicatos y asociaciones y conseguir que el simple preaviso de huelga haga reaccionar e involucrarse al Gobierno de Canarias y a las cuatro patronales hoteleras de las islas.

En la mesa de negociación debe determinarse el número de habitaciones que puede limpiar una persona sin que suponga un riesgo físico para su salud y que sea de obligado cumplimiento la guía de buenas prácticas, agrega Lorenzo.