10 derrotas navales inglesas en Canarias

El coraje siempre fue suficiente para defender a las islas ante reconocidos piratas británicos

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La existencia de recursos naturales, excelente agricultura y una ubicación perfecta para hacerse con mercancías rumbo a América eran las razones conocidas del permanente interés de los piratas británicos por ofrecer a Londres un regalo: la soberanía de las islas Canarias. Pero nunca lo coniguieron por el coraje de los canarios y la permanente vigilancia de las islas por las milicias y la Armada Española.

12345678910
  1. Jean Fleury

    Lo introdujo en el negocio de atacar a los canarios el exportador Jean Ango, que lo colocó a dirigir su flota de cuatro navíos y cinco galeras con las que apresaría barcos que hacían la ruta americana. En 1522 persiguió, con la idea de asaltar, a siete navíos que habían partido de Cádiz hacia Canarias. Éstos se refugiaron en La Isleta (Gran Canaria) donde fueron defendidos por la fuerza naval canaria. Fue ejecutado en Toledo en el año 1527.

  2. De Liverpool a Veneguera

    En 1748 un buque atacó Gran Canaria por Veneguera. Fue una fragata procedente de Liverpool la que, con 30 cañones y una corbeta de apoyo, intentaron entrar en la isla por el barranco de Veneguera. El comandante general de Canarias, Luis Mayoni, había ordenado cerrar los puertos para evitar que captaran víveres. Las milicias canarias los obligó a salir por piernas. Entre los prisioneros, el capitán de la goleta y el práctico que los guiaba.

  3. Jonh Hawking

    De Canarias, le interesaba como plataforma de negocios para el Caribe. Lo suyo era cambiar mercancías por esclavos en el mar. Su especialidad era esperar el paso de barcos con piratas de Guinea para asaltarlos. Se dedicó a ese tipo de tráfico porque le era más rentable que perder hombres y embarcaciones en las islas.

  4. Francis Drake

    Era primo hermano de Hawkins. Estuvo por Canarias en 1583 pero hizo el ridículo cuando queria controlar la isla de La Palma. También fracasó en La Gomera. En las islas como Gran Canaria también fue venido a menos cuando intentaba hacerse con el control de la isla en 1595 en compañía de Hawkins y algunos otros piratas ingleses.

  5. Walter Raleigh

    Quería hacer daño en Tenerife y apenas se llevó, en 1595, unas cabezas de ganado. Procedía de Plymoth y su destino era la Guyana. Además de Tenerife, estuvo por Fuerteventura. Como no podía llegar a tierra, hizo abordajes a dos barcos con armas y vino. Puso rumbo a América. No pudo bajar a tierra.

  6. Robert Blake

    Quería tomar Canarias pero solamente pudo hacerse con unos barcos en Tenerife. En 1657 aprovechó el puerto refugio de Santa Cruz para hacerse con embarcaciones. No pudo hacer daño a la población canaria, que lo esperaba. No quiso enfrentarse.

  7. Woodes Rogers

    Un buque trampa lo trajo a Tenerife. Fue apresado cuando pretendía hacer escala en la isla a fin de disponer de víveres. Es el mismo pirata que rescató a al abandonado en una isla desierta Alexandre Selkin, hecho que sirviró de base a Daniel Defoe para hacer su novela Robinson Crusoe.

  8. George Clifford

    En 1598 hizo escala en Canarias para secuestrar en Lanzarote al marqués de Herrera. Estaba mal informado porque el marqués había fallecido años antes. Estuvo dando vueltas por sobre la isla ocho días para llevarse material de artillería. No logró su objetivo.

  9. Nelson

    En julio de 1797, la Royal Navy a las órdenes de Nelson, se presentó en Tenerife con 9 navíos de guerra bien artillados y 3.700 soldados armados. Pero la determinación y heroísmo de todo el pueblo tinerfeño, liderado por el General Antonio Gutiérrez de Otero, terminó con la arrogancia británica y con el brazo derecho de contralmirante en el fondo de la bahía de Santa Cruz de Tenerife.

  10. Las andanzas de Harper

    A principios de 1593, dos buques con el capitán inglés Harper al frente ataca Arrecife de Lanzarote. Tuvieron que marcharse. En julio de ese año, vuelven a la isla 3 navíos ingleses que atacan al mismo puerto. También fracasaron por la valentía de los canarios.