El motivo de la querella fue un comunicado de CCOO que atacaba al sindicato CSL-CIPOL y que se distribuyó de forma masiva a finales de marzo de 2015
El motivo de la querella fue un comunicado de CCOO que atacaba al sindicato CSL-CIPOL y que se distribuyó de forma masiva a finales de marzo de 2015
Tribunales

Querella contra los líderes de CCOO en el Ayuntamiento de Zaragoza por injurias y calumnias

El sindicato policial CIPOL ha anunciado estas acciones penales tras un fracasado acto de concialición

ZaragozaActualizado:

Las disputas entre sindicatos en el Ayuntamiento de Zaragoza van a acabar ante la jurisdicción penal. El sindicato policial CIPOL ha anunciado la presentación de querellas contra los líderes de CCOO en el Consistorio, por los presuntos delitos de calumnias e injurias.

El caso se remonta al 27 de marzo del año pasado. Se acababan de celebrar elecciones sindicales en el Ayuntamiento de Zaragoza y el sindicato CSL -coalición formada por CIPOL (Policías) y por el sindicato regional de bomberos (SPBA)- ganó los comicios al obtener siete de los 29 delegados. CCOO quedó en segundo lugar, con seis.

Para entonces, las relaciones entre CSL y Comisiones Obreras en el Ayuntamiento de Zaragoza ya andaban enrarecidas, y los resultados electorales sirvieron de detonante para que CCOO cargara públicamente contra quien había ganado los comicios sindicales.

Según ha denunciado CSL, los responsables municipales de Comisiones Obreras colgaron en su página web y difundieron masivamente a unos 5.000 empleados del Consistorio un comunicado en el que, entre otras afirmaciones, se acusaba a CSL-CIPOL de utilizar «la amenaza y coacción como sustitutivo de la acción sindical».

CIPOL considera que ese comunicado de CCOO es constitutivo de los presuntos delitos de injurias y calumnias, por lo que promovió un acto de conciliación ante los tribunales. Tuvo lugar a finales de la semana pasada, pero los responsables de Comisiones Obreras no se avinieron a la conciliación.

CIPOL pedía una rectificación pública en la que CCOO reconociera su responsabilidad por ese comunicado, que colgara en su página web la rectificación -igual que, durante más de un año, ha permanecido el controvertido comunicado que ha generado estas acciones judiciales- y que enviara esa rectificación a cada uno de los 5.000 empleados municipales a los que en su día les hizo llegar el escrito con las acusaciones vertidas contra CSL-CIPOL.

Ante el fracasado acto de conciliación, CIPOL ha anunciado la presentación de la querella por los presuntos delitos de calumnias e injurias. Fuentes de CSL-CIPOL han indicado que la querella se formalizará ante los juzgados en cuestión de días.