Lluis Puig continúa en Bruselas junto a Puigdemont
Lluis Puig continúa en Bruselas junto a Puigdemont - Efe
Tribunales

Un pueblo oscense pide al Supremo que ordene detener en Bruselas al exconseller Puig

Está acusado de apropiación indebida y prevaricación en el «caso Sijena», que afecta a decenas de obras de arte

ZaragozaActualizado:

El Tribunal Supremo (TS) sopesa emitir una orden europea de detención contra el ex consejero de Cultura de la Generalitat Lluís Puig, uno de los que continúa en Bruselas junto al expresidente catalán Carles Puigdemont. Puig, junto al también exconsejero Santi Vila, se encuentra incurso en un procedimiento abireto en el TS por la comisión de los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación –a Vila también se le acusa de apropiación indebida-.

Este procedimiento que se sigue en el Supremo es fruto de la denuncia presentada hace unas semanas por el Ayuntamiento oscense de Villanueva de Sijena, donde radica el histórico monasterio al que pertenecen el centenar de obras de arte que fueron compradas ilegalmente por la Generalitat entre los años 1983 y 1994.

En 2015, un juzgado oscense sentenció que todas esas piezas debían ser devueltas al Monasterio de Sijena. Pese a las reiteradas órdenes enviadas por la Justicia a la Generalitat, ésta ha incumplido sistemáticamente los requerimientos. Volvieron a Aragón 51 de esas obras de arte, pero no las otras 46 que componen la colección: 44 están retenidas en el Museo de Lérida y las dos restantes la Generalitat dice haberlas extraviado.

Ante los reiterados desacatos, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena reclamó que se promoviera una causa penal contra Santi Vila y Lluís Puig. El primero fue consejero de Cultura de la Generalitat hasta el pasado mes de julio, cuando pasó a encargarse de la Consejería de Empresa y fue relevado por Puig en Cultura.

La iniciativa penal impulsada por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ante el TS ha contado con el respaldo de la Fiscalía. Ésta considera que, efectivamente, Vila y Puig deben ser investigados por los delitos de prevaricación y desobediencia. Además, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena reclama que a Santi Vila se le amplíe la imputación con un tercer delito, el de apropiación indebida.

Hoy por hoy, el TS no tiene dificultad alguna para actuar frente a Vila si lo estima conveniente por esta causa, ya que está controlado por la autoridad judicial –es uno de los que declaró y fueron enviados a prisión este jueves por el golpe independentista-, pero no ocurre lo mismo con su sucesor en la Consejería de Cultura. Puig se marchó a Bruselas y no ha regresado a España. Sigue allí junto a Puigdemont, sin haber atendido la citación judicial que se dictó para que comparecieran –como el resto del ‘govern’ independentista-.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ha pedido al TS que también él dicte una orden europea de detención contra Puig, por la parte que le toca en el procedimiento penal que se instruye contra él en el Supremo a vueltas con los «bienes de Sijena».

El abogado que defiende al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, remarca que este caso de obras de arte retenidas por la Generalitat se enmarcó en la estrategia independentistadel Gobierno rebelde de Puigdemont. Según ese letrado, el fin último de ese Ejecutivo catalán era desobedecer de forma manifiesta y reiterada las órdenes judiciales españolas para ningunear su legitimidad, alegar una supuesta primacía de las leyes catalanas y, de paso, dilatar el procedimiento hasta que se produjera la declaración de independencia.