La Policía ha cursado las diligencias al juzgado. El pensionista está acusado de un delito de amenazas graves
La Policía ha cursado las diligencias al juzgado. El pensionista está acusado de un delito de amenazas graves
Sucesos

Un pensionista acaba detenido tras liarla en su banco por no poder sacar dinero

Movilizó a varias dotaciones policiales tras amenazar de muerte a los empleados de la sucursal por no darle un anticipo

ZaragozaActualizado:

Un pensionista de 58 años ha acabado detenido en Zaragoza tras protagonizar un sonoro altercado en una sucursal bancaria de la capital aragonesa. El lío movilizó a varias dotaciones de la Policía Nacional, que acudieron a la oficina a detener al hombre: está acusado de amenazar de muerte a varios empleados de la sucursal al negarle un anticipo de pensión.

Según han informado fuentes policiales, el hombre, que responde a las iniciales G.G.S., ha sido acusado de un delito de amenazas graves.

Acudió a una oficina bancaria situada en la zaragozana Avenida de Madrid. Cuando le tocó el turno, pidió que le dieran dinero en forma de anticipo de la pensión que cobra mensualmente. En el banco le dijeron que no aceptaban su petición, que no iban a darle dinero como anticipo de pensión, y el enfado del cliente fue inmediato y en aumento. El rifirrafe dialéctico fue a más y acabó lanzando amenazas de muerte, según la versión policial. La peor parte se la llevó la empleada que le atendió directamente, pero los improperios alcanzaron también a otros trabajadores de la sucursal.

La tensión alcanzó tal punto que los empleados de la sucursal decidieron llamar a la Policía. Minutos después se personaban en el banco varias dotaciones de la Policía Nacional. El pensionista en cuestión seguía allí. Le conminaron a que depusiera su actitud y le detuvieron.

El hombre acabó saliendo de la sucursal arrestado, custodiado por los agentes y camino de comisaría para completar las diligencias de las que ahora se encargarán los juzgados.