Vicente Torres Roig, durante el juicio
Vicente Torres Roig, durante el juicio
Tribunales

Pena mínima para el hombre que asesinó a su compañero de piso por no poder ver la tele a su gusto

Se le han impuesto 20 años de prisión, el mínimo que contempla el Código Penal para un asesinato agravado

ZaragozaActualizado:

El hombre que asesinó a su compañero de piso por no poder ver la tele a su gusto ha sido condenado por este crimen a 20 años de prisión, el mínimo que contempla el Código Penal para un asesinato agravado como el que cometió.

No había duda, porque el acusado confesó abiertamente ser el autor del crimen. El cúmulo de evidencias le llevaron a confesar y, de esa forma, congraciarse con la Fiscalía. Ésta acabó aceptando la atenuante de alcoholismo, lo que ha jugado en defensa del asesino confeso. El fiscal pidió la pena mínima posible para este caso, esos 20 años, y esa ha sido la que finalmente le ha impuesto el tribunal después de que el jurado, la semana pasada, dictara el previsible veredicto de culpabilidad contra el acusado.

Vicente Torres Roig, de 52 años, no ha sido condenado solo por asesinato, sino con la concurrencia de la agravante de reincidencia. y es que en el año 2005 ya fue detenido por intentar matar a un indigente con una azada. En aquella ocasión no consumó el crimen porque fue avistado por una patrulla policial y le detuvo a tiempo. Pasó nueve años de cárcel por aquello y, poco después de salir, se estableció en Zaragoza en un piso compartido con quien acabó siendo su mortal víctima.

El 20 de junio de 2016, Vicente Torres se encaró violentamente contra Reinaldo Lázaro García, de 60 años, y lo mató a cuchilladas. La convivencia entre ambos hacía tiempo que era accidentada, con roces habituales. El detonante del crimen, según el asesino confeso, fue que su compañero de piso había tocado los cables del televisor y se le había ido la señal. «Problema resuelto», espetó tras dejar a su víctima cosida a puñaladas y salir de casa para tomar el aire en la calle.