Las ovejas, la pasada noche, campando a sus anchas por una avenida de la capital oscense
Las ovejas, la pasada noche, campando a sus anchas por una avenida de la capital oscense
Sociedad

Un pastor se queda dormido y 1.300 ovejas se le van de paseo por las calles de Huesca

Ocurrió en plena noche, cuando el rebaño trashumante aguardaba a las afueras de la capital

ZaragozaActualizado:

Más de mil ovejas camparon a sus anchas la pasada noche por las calles de Huesca capital. Se trata de un rebaño trashumante que había llegado hasta los alrededores de la capital oscense la tarde anterior.

Este es uno de los últimos y escasos rebaños trashumantes que quedan en Aragón. Cuando asoma el invierno, su pastor conduce a las ovejas a las tierras bajas del valle del Ebro; cuando se acerca el verano, emprende la ruta inversa, en busca de temperaturas más frescas y de los pastos del Pirineo.

Y en este recorrido anda estos días. Ayer por la tarde llegó a las afueras de Huesca. Allí iba a aguardar hasta primera hora de la mañana de hoy para cruzar ordenadamente el casco urbano y seguir su ruta hacia el Pirineo. El pastor lo había comunicado previamente a la Policía Local oscense, como es costumbre año tras año.

El ganadero se echó a dormir, pero las ovejas se desvelaron. Al final, sin que se diera en cuenta el pastor, todas ellas emprendieron ruta por su cuenta y riesgo. Acabaron en las calles de Huesca. Según ha informado la Policía Local, a las 4:30 horas recibieron un aviso del servicio autonómico de emergencias 112. Alguien les había llamado advirtiendo que había una gran cantidad de ovejas campando a sus anchas por el casco urbano. Más en concreto, por la Avenida Martínez de Velasco de la capital oscense.

La Policía Local acudió hasta el lugar. Al mismo tiempo, se avisó al pastor. Y, entre unos y otros, las ovejas fueron reconducidas de nuevo. Pasado el incidente, con las primeras luces del día el pastor y las 1.300 ovejas de su rebaño atravesaron ordenadamente la ciudad según lo previsto de antemano. Siguen su camino hacia el verde paisaje del Pirineo aragonés.