Pablo Iglesias, en una imagen de archivo
Pablo Iglesias, en una imagen de archivo - Efe
Podemos

El PSOE niega a Pablo Iglesias la sede que eligió para su cónclave separatista en Zaragoza

El alcalde Santisteve se ha apresurado a facilitar otro espacio, ante la negativa de la Diputación Provincial a ceder el suyo

ZaragozaActualizado:

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha quedado sin la sede pública de Zaragoza en la que había planeado celebrar el cónclave con nacionalistas e independentistas. En un primer momento, el encuentro iba a tener lugar en el salón de actos de la Residencia Escolar Pignatelli, pero la Diputación de Zaragoza -propietaria de ese espacio y gobernada por el PSOE- le ha denegado el permiso por entender que había serias dudas de legalidad. Temen que el cónclave pueda convertirse en un acto de apoyo al referéndum ilegal de Cataluña.

La negativa de la Diputación de Zaragoza ha trastocado los planes de la órbita de Podemos, pero no los ha tumbado. Desde este partido ya han asegurado que se han garantizado otra sede alternativa, en Zaragoza capital. El alcalde Pedro Santisteve, de la coalición ZEC (Podemos-IU), se ha apresurado a facilitarle a Iglesias otro lugar en el que realizar el cónclave de corte nacionalista este domingo. El Ayuntamiento tiene una larga lista de edificios municipales capaces de albregar un acto de este tipo, pero prefirió intentar que fuera la Diputación de Zaragoza la que se implicara cediendo la sede para el acto preparado por Pablo Iglesias con los nacionalistas e independentistas.

Fue precisamente un asesor de Pedro Santisteve quien solicitó ese salón de actos provincial en nombre de Unidos Podemos. Pero la petición se ha topado con el rechazo del presidente de la Diputación Provincial, el socialista Juan Antonio Sánchez Quero. Éste ha reunido de urgencia al consejo de administración de la Residencia Escolar Pignatelli, que este jueves ha decidido no permitir el uso de ese espacio para el cónclave nacionalista preparado por Pablo Iglesias.

Ese consejo de administración lo integran, además del PSOE, el resto de grupos políticos y técnicos de la Diputación. Por mayoría, con el único voto en contra del grupo En Común -de Podemos e IU-, ese órgano rechazó la solicitud del salón de actos que había realizado un asesor técnico de Pedro Santisteve.

La decisión se ha adoptado ante las dudas de que ese acto se convirtiera en la práctica en una cita de apoyo al referéndum ilegal del 1 de octubre promovido por los independentistas catalanes. Además, han considerado también que una residencia de estudiantes no era el lugar más adecuado para un acto político de estas características y en plena escalada de tensión independentista.

El grupo de En Común en la Diputación de Zaragoza ha amenazado con retirarle su apoyo al socialista Sánchez Quero, al que dieron su voto para que fuera investido presidente provincial tras las elecciones municipales de mayo de 2015. Consideran «antidemocrático» que no se les haya autorizado utilizar una sede pública para ejercitar el «derecho de reunión». En sentido similar se han manifestado desde la dirección nacional del Podemos.