En años de escasa producción han llegado a pagarse más de 800 euros por kilo de trufa negra
En años de escasa producción han llegado a pagarse más de 800 euros por kilo de trufa negra - ABC
Economía

Más de 400.000 euros para potenciar el cultivo de trufas en la provincia de Huesca

La Diputación provincial dedicará la mayor parte de estos fondos, 350.000 euros, a subvencionar plantaciones

ZaragozaActualizado:

La Diputación de Huesca (DPH) invertirá este año más de 400.000 euros para potenciar el cultivo de la trufa en la provincia, uno de los territorios con mayor producción de España y en el que, en la última década, se ha disparado la superficie dedicada a este cotizado hongo.

El grueso de la inversión presupuestada para este año por la DPH para el fomento de esta actividad irá destinada a subvencionar la puesta en marcha de nuevas plantaciones por parte de emprendedores privados. En total, este año repartirá 350.000 euros en ayudas económicas directas a empresarios particulares que desarrollen proyectos de producción de trufas en la provincia oscense.

A esa cantidad se añaden otros 85.000 euros en diversas acciones de promoción y divulgación de este sector. Parte de esa cantidad, 59.000 euros, se dedicarán a campañas de promoción. También se subvencionará con 10.000 euros a ayuntamientos que desarrollan actividades relacionadas con este sector, y otros 10.000 euros se entregarán a la Asociacion de Recolectores y Cultivadores de Trufa de Aragon, para apoyar su funcionamiento.

El 80% de la trufa negra que se cultiva en España es aragonesa. El 20% de esta especie que se comercializa en el mundo sale de esta región. Es la primera potencia nacional en producción de este preciado hongo, pero podría ser un foco de riqueza multiplicado si se pusieran en cultivo todo el terreno que presenta condiciones idóneas para este laboreo.

Las provincias de Teruel y de Huesca son las que presentan las áreas más apropiadas para obtener la trufa negra, un hongo por el que llegan a pagarse 800 y 900 euros el kilo para los mejores ejemplares en ciertas campañas en las que escasea.

En la provincia de Huesca se ha producido un fuerte aumento en la superficie dedicada a este cultivo. De las apenas 200 hectáreas que se destinaban a tal fin hace un decenio se ha pasado a más de mil hectáreas en la actualidad.

El 80% de la trufa que se produce en la provincia de Huesca a acaba en el exgtranjero. La exportación es el principal destino de estas producciones oscenses, que van a parar, sobre todo, a Italia, Francia y Alemania.