El capazo en el que iba el bebé fallecido, junto al coche en el que también murió su madre
El capazo en el que iba el bebé fallecido, junto al coche en el que también murió su madre - Diputación de Zaragoza
Sucesos

Una joven y su bebé de cuatro meses mueren en una colisión múltiple en Zaragoza

Chocaron dos camiones y cinco turismos, varios de cuyos ocupantes tuvieron que ser rescatados por los bomberos

ZaragozaActualizado:

Una joven de 32 años y su hijo de cuatro meses fallecieron este domingo en una colisión múltiple en la autovía A-23, Zaragoza-Teruel-Valencia, a la altura del puerto de Paniza (Zaragoza). En el accidente se vieron implicados dos camiones y cinco turismos.

El siniestro se produjo en torno a las 15.00 horas, según informaron fuentes de Tráfico. En la calzada no había nieve en el momento de la colisión, aunque sí que había nevado en la zona, lo que había provocado que el asfalto estuviera mojado y muy resbaladizo por las temperaturas muy bajas que había en la zona.

Los primeros vehículos en chocar fueron dos camiones. Luego fueron chocando varios turismos más que no tuvieron tiempo de reaccionar para esquivar los vehículos que iban quedando parados.

Estado en que quedó otro de los turismos, atrapado entre la vionda y un camión
Estado en que quedó otro de los turismos, atrapado entre la vionda y un camión-DPZ

La joven madre y el bebé fallecidos viajaban en un todoterreno que chocó contra uno de los camiones que había colisonado poco antes. Se trata de S. H., de 32 años, y Y.W., de cuatro meses. Fuentes de la Diputación de Zaragoza indicaron que, de los ocupantes del resto de turismos que se vieron implicados en esta colisión múlitiple, dos tuvieron que ser trasladados a un hospital, y otras cinco fueron atendidas en el lugar por los equipos sanitarios.

Hasta el lugar del accidente se trasladaron bomberos de la Diputación de Zaragoza, que tuvieron que liberar a varias personas que quedaron atrapadas en el interior de sus coches como consecuencia de la colisión.

En el dispositivo de emergencia intervinieron agentes de la Guardia Civil de Tráfico y cuatro ambulancias del servicio aragonés de emergencias 061.

Como consecuencia del accidente, la circulación quedó cortada en la A-23 en sentido Zaragoza durante cuatro horas, hasta que fueron retirados los vehículos implicados en la colisión. Se produjeron retenciones de varios kilómetros y se habilitaron pasos alternativos por la N-330 mientras estuvo cortada la circulación en la autovía.