Parte del armamento intervenido por la Guardia Civil en una vivienda de Garrapinillos (Zaragoza)
Parte del armamento intervenido por la Guardia Civil en una vivienda de Garrapinillos (Zaragoza)
Sucesos

Hallan un arsenal en una casa de Zaragoza usada por un prófugo

En la vivienda, en la que también había construido un zulo, se encontraron decenas de armas, incluso lanzagranadas

ZaragozaActualizado:

La Guardia Civil ha hallado en una vivienda de Garrapinillos (Zaragoza) un arsenal con decenas de armas de fuego y munición, entre ellas lanzagranadas, granadas y fusiles de asalto. Lo han encontrado en la casa en la que vivía un español de 35 años sobre el que pesaba una orden de búsqueda e ingreso en prisión por otro delito previo. Tras pasar a disposición judicial, este jueves ingresó en la cárcel de Zuera.

Según informó este jueves la Guardia Civil, los agentes entraron en esa vivienda el pasado martes, tras casi un año y medio de investigaciones. Las pesquisas se iniciaron en febrero de 2017, ante la sospecha de que un hombre podría acumular de forma ilícita diversas armas de fuego que habría recibido de un familiar fallecido.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil de Zaragoza. Tras recopilar evidencias de que en el interior de esa vivienda se estaban manipulando armas de forma ilegal, obtuvieron la orden judicial de entrada y registro que se saldó con la detención de este hombre de 35 años.

El arsenal incluía un lanzagranadas
El arsenal incluía un lanzagranadas

La lista de armas con las que se toparon en esta casa es extensa: armas cortas de ruego, carabinas de aire comprimido, un lanzagranadas, una granada de fusil de Cetme, fusil y subfusil de asalto, granada de mano, cañones recortados para escopeta, cañón de fusil, revólveres, numerosa munición de diferentes calibres, más de una decena de fundas de pistola y revólver, chaleco antibalas y dos paquetes antitrauma, hachas de diferetnes características, más de una veintena de armas blancas, puños americanos, un visor telescópico, y un arcón de madera que contenía precursores y elementos químicos susceptibles de ser utilizados para la fabricación de artefactos explosivos.

En la vivienda, los agentes también han encontrado un zulo, habilitado en el subsuelo para poder ocultar a una persona tumbada, así como un taller con abundante maquinaria para la manipulación de armas.

El acusado ha sido puesto a disposición judicial este jueves. La Guardia Civil le imputa los presuntos delitos de tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones y explosivos.