José Luis Iranzo, el civil fallecido durante el tiroteo en un pueblo de Teruel

Tiroteo TeruelDetenido el exmilitar de Europa del Este autor del tiroteo en una masía en Albalate del Arzobispo (Teruel)

El hombre, que mató a tres personas a balazos, ha sido capturado entre los municipios de Cantavieja y Mirambel

TeruelActualizado:

El sospechoso de haber perpetrado el tiroteo en una finca situada entre las localidades turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra (Teruel) ha sido detenido. La operación policial para darle caza se ha mantenido activa durante toda la madrugada. Pasadas las 5, en un punto entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, donde la provincia de Teruel linda con la de Castellón, el hombre ha sido capturado, según informan fuentes de la Delegación del Gobierno y de la Guardia Civil. El presunto asesino portaba tres armas de fuego, dos de ellas quitadas a los agentes tras haberlos matado, tal como ha informado la Guardia Civil a través de Twitter.

Los Guardias Civiles asesinados
Los Guardias Civiles asesinados

Un exmilitar proveniente de Europa del Este habría causado la muerte de dos guardias civiles y un ciudadano. Los dos guardias civiles fallecidos eran agentes de los equipos Roca de la Guardia Civil, dedicados específicamente a seguridad en el medio rural y a evitar robos en explotaciones agropecuarias. Setrata de Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero. Ambos estaban destinados en el puesto de Alcañiz, según han informado fuentes del Instituto Armado. Respecto al tercer fallecido en el tiroteo, se trata de José Luis Iranzo, nieto de «El Pastor de Andorra», referente de la jota aragonesa.

Tras conocer las muertes de ambos oficiales, el ministro Juan Ignacio Zoido trasladó este jueves sus condolencias a través de un mensaje en Twitter.

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy también manifestó su pésame a las familias y compañeros de los agentes. La Guardia Civil dedicó del mismo modo unas palabras a sus compañeros asesinados.

El sospechoso huyó del lugar de los hechos en un vehículo tipo «pick up» de color verde. La investigación ha permanecido abierta de manera ininterrumpida durante la noche del jueves al viernes. Se trata de una de las mayores operaciones que se han realizado en la provincia. El sospechoso, según confirmaron fuentes policiales, huyó armado y sin ninguna intención de entregarse. En la zona, los vecinos se encerraron en sus casas y los bares permanecieron cerrados.

Una de las hipótesis que se manejan es que este tiroteo de Albalate pudiera estar relacionado con otro que se produjo hace escasos días, el 5 de diciembre, también en Albalate del Arzobispo, en el que resultaron heridos de gravedad dos vecinos. Dispararon contra ellos cuando trataron de entrar a la casa rural de su finca, momento en el que fueron tiroteados por un individuo que se dio a la fuga y que, según la descripción facilitada entonces, era un hombre alto, corpulento y vestido de camuflaje.

Desde entonces se mantuvo un amplio despliegue de la Guardia Civil en al zona para localizar y arrestar al autor de aquel tiroteo. La búsqueda se había centrado en una zona de monte cerrado y de complicado acceso entre los términos de Andorra y Albalate del Arzobispo, y que también incluía la vecina Ariño.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y el subdelegado en Teruel, José María Valero, se desplazaron al lugar tras conocerse los hechos, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno.