Varias de las canales destruidas por encontrarse en mal estado y no cumplir la normativa de consumo
Varias de las canales destruidas por encontrarse en mal estado y no cumplir la normativa de consumo
Sociedad

La Guardia Civil retira del mercado 5.500 kilos de carne de caza en mal estado

Ha sido intervenida en una empresa de Sabiñánigo (Huesca), denunciada por infringir las leyes de consumo

ZaragozaActualizado:

Una operación de la Guardia Civil ha logrado frustrar la comercialización de 5.500 kilos de carne de caza en mal estado, que iban a ser distribuidos a la cadena alimenticia. Se trataba de un total de 147 canales de jabalies, gamos, muflones, corzos y ciervos que estaban almacenadas en una empresa cárnica de Sabiñánigo (Huesca), desde donde se iban a comercializar.

Según han informado fuentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, las condiciones higiénicas eran muy deficientes. Los agentes que inspeccionaron esta empresa se toparon con varios contenedores «rebosantes de vísceras y cadáveres de jabalíes» y encontraron «multitud de canales de diversas especies en el interior de una cámara frigorífica, presentando algunos de ellos un lamentable estado de conservación». Además, tampoco cumplía la normativa de trazabilidad y no pudo acreditarse la lícita procedencia sanitaria de esos animales.

Tras requerir la presencia de dos inspectores de Sanidad y Consumo del Gobierno aragonés, se determinó que las 147 canales intervenidas no eran aptas para el consumo. Se ordenó su destrucción inmediata. Sumaban en total unos 5.500 kilos.

Las mismas fuentes han indicado que la empresa en cuestión ha sido denunciada por diversas infracciones de la normativa sanitaria y de consumo. Además, se está investigando también la documentación intervenida, ante las sospechas de que también hubiera podido darse un delito de falsedad en documento público.

Esta operación se enmarca en el dispositivo de vigilancia y control desplegado desde el año pasado por la Guardia Civil para supervisar la comercialización de carne de caza. Hasta la fecha, ese dispositivo se ha saldado en la provincia de Huesca con más de 50 denuncias por infracciones administrativas y la intervención y destrucción de unos 17.000 kilos de carne de caza.