El director del Museo de Lérida, Josep Giralt, ante varias de las piezas del tesoro de Sijena
El director del Museo de Lérida, Josep Giralt, ante varias de las piezas del tesoro de Sijena - Inés Baucells
Arte

La Generalitat recurre la orden de devolución del tesoro de Sijena

Gobierno aragonés y Ayuntamiento de Villanueva de Sijena cargan contra el Gobierno central por consentir esta maniobra, consumada a las 23.47 horas del Día de la Constitución

Actualizado:

La Generalitat ha recurrido, «in extremis», la providencia dictada el pasado día 1 por el juzgado número 1 de Huesca en la que se ordena la intervención de la Guardia Civil en el Museo de Lérida el próximo lunes si, para entonces, no se han devuelto voluntariamente a Villanueva de Sijena las 44 piezas de su tesoro artístico que siguen retenidas en el museo ilerdense.

Esta orden es consecuencia de otra dictada por el mismo juzgado el 15 de noviembre, dirigida personalmente al ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo -en su calidad de provisional consejero de Cultura de la Generalitat-. En aquella providencia se ordenaba la entrega de esas 44 piezas, en cumplimiento de una sentencia dictada hace ya dos años y medio.

La orden dirigida a Méndez de Vigo fue instada por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, tras la cadena de continuos desacatos cometidos en este proceso por el Gobierno catalán, primero con Santi Vila como consejero de Cultura y, después, con Lluìs Puig.

Méndez de Vigo atendió la orden judicial de devolución y la cursó por vía administrativa en la Generalitat. El juez del caso entendió, por tanto, que no había intención alguna de presentar recurso. Y, por ello, el pasado día 1 fijó la fecha tope para esa devolución, el próximo lunes 11 de diciembre. Así, estableció que, si para entonces no han sido voluntariamente entregadas las 44 piezas, agentes de la Brigada de Patrimonio de la Guardia Civil entrarán en el Museo de Lérida junto a técnicos del Gobierno aragonés para hacerse con esas obras de arte y trasladarlas al histórico Monasterio de Sijena.

Sin embargo, la Generalitat ha presentado finalmente un recurso judicial para tratar de entorpecer la ejecución de esa orden judicial. El escrito de la Generalitat alude al propio Íñigo Méndez de Vigo y se escuda expresamente en él para argumentar este recurso, que ha sido formalizado desde el Gabinete Jurídico de la Generalitat, encuadrado orgánicamente en el Departamento de Presidencia del Gobierno catalán -las funciones de éste las ha asumido el Ejecutivo de Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución-.

El recurso va firmado por uno de los letrados de la Generalitat con responsabilidades en este cuerpo jurídico, Francesc Xavier Urios Aparisi, quien lo tramitó en plena noche: exactamente, lo presentó por administración electrónica a las 23.47 horas de este 6 de diciembre, Día de la Constitución.

El recurso ha indignado tanto al Gobierno aragonés como al Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, que han cargado contra el Ejecutivo central por haber consentido esta nueva maniobra de la Generalitat. Ambas instancias consideran que el objetivo no es otro que el de dilatar una vez más el proceso, tras años de desacatos acumulados por la Administración catalana, y han responsabilizado directamente a Méndez de Vigo de cualquier incumplimiento que en este momento pueda producirse sobre la orden de devolución del tesoro de Sijena.

El abogado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, ha calificado de «surrealista» el recurso interpuesto desde la Generalitat. «No representa otra cosa más que el ánimo de dilatar el cumplimiento de una sentencia que lleva dos años pendiente de ejecutarse», afirma Jorge Español, quien considera indignante que de nuevo, «a estas alturas», la Generalitat argumente en este recurso que no tiene tiempo suficiente para ejecutar la orden de devolución del tesoro de Sijena.

«El plazo es, a todas luces, insuficiente», dice el letrado de la Generalitat en este nuevo recurso, en el que además especula con que «un traslado precipitado y mal programado» pueda provocar «un daño irreparable» en esas obras de arte. El recurso obvia que la orden de traslado se remonta a principios del verano de 2016, si bien desde entonces ha habido varias más porque ninguna de ellas ha sido cumplida en tiempo y forma por la parte catalana.

La Generalitat carga también contra el plan de traslado diseñado por las autoridades aragonesas, revisado y aceptado por el juez. En su recurso, la Generalitat dice que es «a todas luces insuficiente» ese «plan de trabajo». Y, además, arguemtna que dicho plan es «nulo de pleno derecho» por supuestos defectos de forma.