Vista de una calle del monumental casco antiguo de Teruel capital
Vista de una calle del monumental casco antiguo de Teruel capital - Fabián Simón
Sociedad

La dramática despoblación de Teruel: pierde 100 habitantes cada mes, y sin freno

El envejecimiento y la emigración siguen hundiendo la natalidad y disparan el abismo demográfico de esta provincia

Actualizado:

El abismo demográfico al que se asoma Teruel desde hace años no da tregua. Convertida desde hace tiempo en una de las provincias más azotadas por la despoblación, el problema va a más día a día. El censo sigue desplomándose a un ritmo crítico. Baste el dato de la última anualidad contabilizada oficialmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE): la provincia de Teruel ha perdido población a un ritmo medio de prácticamente 100 habitantes menos cada mes.

Teruel vuelve a ser, a su pesar, uno de los mejores ejemplos de lo que es el avance del desierto demográfico en amplias zonas del interior de España. La emigración sigue estando presente en esta provincia, eso reduce aún más su natalidad potencial, ésta continúa cayendo y, como resultado global, cada vez hay menos habitantes en Teruel y los que quedan están más envejecidos.

Del 1 de julio de 2016 al 1 de julio de 2017 -úlitmos datos publicados por el INE-, la provincia de Teruel ha perdido 1.142 habitantes. Y eso es muhco para un aprovincia cuya población ha caído ya por debajo de los 135.000 empadronados. En esos doce meses, el censo de la provincia turolense cayó un 0,84%, una tasa que es más del doble que la pérdida de población que se ha producido en la provincia de Huesca. La provincia de Zaragoza, por su parte, ha ganado un 0,09% de población -en este caso al calor de la capital y de su entorno inmediato de influencia-.

En Teruel llueve sobre mojado. Su sangría demográfica es tan acelerada que dibuja un panorama desolador para una gran parte de sus municipios. En el último decenio, desde 2007, esta provincia ha perdido 9.425 habitantes, el 6,56%. Hace diez años, la provincia de Teruel rozaba los 144.000 habitantes; ahora a duras penas suma 134.000, y el futuro habla de una irremediable pérdida continuada de vecinos. Las escuálidas cifras de natalidad lo certifican.

Del 1 de julio de 2016 al 1 de julio de 2017, Aragón en su conjunto a perdido un millar de habitantes. Es el saldo global que arroja la siguiente evolución por provincias: 1.142 habitantes menos en la provincia de Teruel, 774 menos en la de Huesca, y 884 más en la de Zaragoza.

La pérdida de población va acompañada de un fenómeno socioeconómico paralelo: la creciente descompensación territorial de Aragón, una región en la que su capital sigue creciendo mientras el resto del territorio continúa despoblándose. Hace diez años, la provincia de Zaragoza concentraba menos del 72% de toda la población de Aragón, mientras que ahora suma más del 73%.