Sucesos

El colmo de un ladrón de coches: tener un accidente con un guardia civil

Detenido en Zaragoza un joven que había robado un vehículo y, tras saltarse un semáforo en rojo, chocó contra un coche de la Benemérita. Encima, no tenía carné de conducir y dio positivo en el test de drogas

Vehículos patrulla de la Benemérita
Vehículos patrulla de la Benemérita - ABC
R. P. Zaragoza - Actualizado: Guardado en: España Aragón

El colmo de un ladrón de coches es tener un accidente, por casualidad, contra un vehículo policial. Y justo eso es lo que le ha pasado a un joven vecino de Casetas (Zaragoza), que acabó detenido por imprudente: no es que la Guardia Civil fuera a por él, es que él —sin pretenderlo— acabó empotrándose contra una patrulla de la Benemérita. Encima, resultó que el joven no tenía el carné de conducir en vigor e iba al volante bajo la influencia de estupefacientes.

Ocurrió este lunes, según informaron hoy fuentes del Instituto Armado. El joven, de 24 años, iba al volante de un coche que había sido robado en la capital aragonesa. Cuando circulaba por la N-232 se saltó un semáforo en rojo y chocó contra otro vehículo que resultó ser una patrulla de la Guardia Civil. El coche policial iba con un único ocupante, su conductor, un agente que lo primero que hizo fue comprobar que no había víctimas y apresurarse a señalizar el punto del accidente para evitar que otros conductores pudieran sufrir un percance.

Unos cincuenta metros más allá del lugar de la colisión, el coche que había provocado el siniestro había quedado parado. En él viajaban el conductor, de 24 años, J.R.H.J., y su acompañante, un hombre de 47 años. Los dos son españoles y vecinos de Casetas.

El agente llamó a otros compañeros para que acudieran al lugar y, tras realizar las comprobaciones de matrícula, se dieron cuenta de que el coche que había causado el accidente era robado. Los dos ocupantes del vehículo fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil para practicar las diligencias por todo lo ocurrido. Al repasar su historial comprobaron que ambos son conocidos de las fuerzas de seguridad, al constarle antecedentes policiales.

Ambos han quedado ahora imputados por un delito de robo de coche. Además, el joven conductor ha sumado más denuncias: conducir sin carné y bajo la influencia de estupefacientes. Y es que el test de alcohol y drogas que se le practicó reveló que había consumido cocaína, heroína y marihuana.

Toda la actualidad en portada

comentarios