Cataluña fue la que más aumentó los gastos de personal en 2015, un 9,15% respecto a 2015. En la imagen, el presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont
Cataluña fue la que más aumentó los gastos de personal en 2015, un 9,15% respecto a 2015. En la imagen, el presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont - Efe
Gasto público

Las autonomías desbocan su gasto en sueldos: 4.000 millones más en cuatro años

Este 2016, los gobiernos regionales prevén aumentar sus costes de personal en al menos mil millones, tras dispararlos en más de 2.300 millones de euros en 2015, con Cataluña a la cabeza

ZaragozaActualizado:

El gasto de las comunidades autónomas en sueldos vuelve a estar desbocado tras el fugaz recorte que aplicaron entre 2010 y 2012, forzados por la crisis económica. Sin embargo, sin esperar siquiera a que pasara la recesión, las autonomías volvieron a aumentar sus gastos de personal, lo dispararon en 2015 –año electoral– y prevén aumentarlo en al menos mil millones de euros más durante este 2016, según los datos oficiales recopilados por ABC.

En total, desde 2012 hasta que acabe este año, el gasto de personal de las autonomías se habrá disparado en 4.000 millones de euros. Y eso como mínimo, porque hay cuatro comunidades que ni siquiera tienen presupuestos actualizados y están funcionando con las cuentas prorrogadas de 2015. Es decir, con las partidas presupuestarias del año pasado, por lo que no se reflejan sobre el papel los previsibles aumentos del capítulo de personal.

Salvo que se impongan forzosamente recortes de gasto a las autonomías, el conjunto de gobiernos regionales ya han previsto gastarse este año, como mínimo, 56.457 millones de euros en pagar las nóminas de sus abultadas plantillas de empleados públicos, que engordaron de forma apresurada durante el año pasado.

En 2012 las autonomías se gastaron en personal 52.563 millones de euros. En 2013 elevaron la cifra a 52.661 millones, y en 2014 subieron el gasto en sueldos hasta los 53.080 millones de euros. Pero fue el año pasado, jalonado por las elecciones autonómicas, cuando más dispararon los gastos de personal: 2.327 millones más, hasta dejar la «factura» de las nóminas de sus empleados públicos en un total de 55.446 millones de euros.

Lejos de frenar la escalada, las autonomías han previsto seguir engordando sus plantillas —y por tanto el gasto— durante este año. Su empeño se ha hecho realidad de inmediato: en enero ya se gastaron en nóminas un 1,29% más que en enero del año pasado.

Con los presupuestos de las autonomías en la mano, este año dan por hecho que se gastaran, como mínimo, mil millones de euros más que el año pasado, cuando ya engordaron este coste en 2.327 millones.

Las más gastadoras

Las autonomías que han empezado el año con un mayor incremento de sus gastos de personal han sido Navarra, Cantabria y Aragón. El pasado enero –últimos datos oficiales disponibles por autonomías– Navarra se gastó en nóminas un 18,31% más que en enero de 2015; Cantabria un 5,49% más, y Aragón un 3,92% más. Les siguen Madrid y Andalucía, con aumentos del 3,89 y del 3,95%, respectivamente.

Solo seis comunidades autónomas han empezado el año sin aumentar sus gastos de personal. Castilla y León, que en enero se gastó en sueldos públicos un 5,97% menos que en enero de 2015, mientras que Galicia redujo este coste en enero un 4,36%, Catluña lo aminoró en un 2,33%, Baleares un 1,97%, Murcia un 1,53% y la Comunidad Valenciana lo redujo un leve 0,21%.

Todo esto después de que, el año pasado, ni una sola autonomía recortara sus gastos de personal. Todas los aumentaron en 2015. La que más, Cataluña, un 9,15%, seguida de la Comunidad Valenciana (+6,57%), Baleares (+5,36%), Andalucía (+4,54%), Castilla-La Mancha (+4,37%) y Murcia (+4,12%).