Agirretxea (PNV), con el lazo amarillo
Agirretxea (PNV), con el lazo amarillo - ÁNGEL DE ANTONIO

PNV y ERC comparten frustración por el bloqueo de Torra: «Es una faena para vosotros»

Los independentistas admiten que nadie quiere seguir ya el desafío imposible del presidente catalán al Estado

MadridActualizado:

El proyecto de Presupuestos Generales pasó ayer martes su primer examen en el Congreso a la espera de que el PNV confirme hoy su voto afirmativo definitivo. Los nacionalistas cumplieron la previsión y aprobaron las primeras secciones del texto, que hoy deberá ser convalidado para seguir su tramitación en el Senado. Uno de sus diputados, Joseba Agirretxea, lució un lazo amarillo en la solapa en señal de solidaridad con los independentistas presos, pero apretó el botón del sí pese a que su partido había prometido no hacerlo mientras estuviera activo el 155.

El PNV mantiene su crítica retórica la intervención en Cataluña, pero defiende también los beneficios de las nuevas cuentas tras arrancar a Rajoy una subida general de las pensiones y otros 70 millones en inversiones para el País Vasco. En esa encrucijada está y hoy deberá resolverla confirmando el sentido de su voto. Al término de la sesión, ERC y PNV compartieron su frustración en el patio. «Es una faena para vosotros. Nosotros lo tenemos claro», le dijo Teresa Jordà, una de las dos diputadas nominadas para consejeras de ERC, al portavoz vasco, Aitor Esteban. Admitieron así que nadie quiere seguir ya el desafío imposible de Quim Torra al Estado.

El Gobierno vasco marcó el camino que tome hoy el PNV al denunciar que Torra diseñó un gabinete con consejeros en prisión y en Bélgica, a sabiendas de que era inviable y que el Gobierno central lo bloquearía. «Respetamos pero no hay ninguna duda de que seguramente era consciente de los efectos y consecuencias de esas decisiones», afirmó el portavoz, Josu Erkoreka.

Los nacionalistas aguardaban ayer a que desde el independentismo catalán «movieran ficha» tras confirmar el juez Llarena que los dos consejeros en prisión -Jordi Turull y Josep Rull- no podrán salir de la cárcel al existir riesgo de reiteración delictiva. El Gobierno se aferró a este auto para justificar que no publique el decreto con los nombramientos, lo que bloquea la formación del nuevo Govern y prolonga de facto el 155. Los de Puigdemont, lejos de retroceder, propusieron que Torra mantenga el desafío y los consejeros tomen posesión hoy.

Pese a que el PNV continúa en el laberinto en el que se metió al ligar su apoyo a Rajoy a que decayera el 155 en Cataluña, el ministro de Hacienda fue galante ayer con el socio vasco durante su intervención en el debate de enmiendas parciales. Cristóbal Montoro quiso poner alfombra roja al grupo vasco del que destacó su responsabilidad al no pensar solo «en el territorio donde operan, sino en el conjunto del Estado», en alusión a la subida de generalizada de las pensiones pactada por el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y Mariano Rajoy.

Montoro dio por sentado su apoyo al agradecer a los mismos grupos que apoyaron las cuentas el año pasado -PP, Ciudadanos, PNV, UPN, Foro, Coalición Canaria y Nueva Canarias- que vuelvan a hacer posible esta semana la aprobación de los nuevos Presupuestos. «Previsiblemente» matizó para no incomodar a su socio, destacando que el proyecto tiene «el ADN del acuerdo político y de la recuperación económica».

Imputado en Hacienda

El contratiempo de última hora fue que el juez ha imputado al secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, por cinco presuntos delitos de supuesta corrupción administrativa de su etapa como alcalde de Jaén. Ciudadanos, que tiene firmado con el Gobierno la obligación de que los cargos públicos o electos dimitan si son investigados por corrupción de manera formal, se limitó de momento a pedir su comparecencia en el Congreso para dirimir si exige su cese.