Willy Toledo y Javier Bardem en el centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas - Foto: EFE | Vídeo: ATLAS

Willy Toledo se alía con Bardem para reafirmarse en su desacato a la justicia: «Lo que venga lo asumiré»

El actor, Willy Toledo, reúne a compañeros de profesión como Bardem y Alberto San Juan en un acto organizado en Vallecas

MadridActualizado:

El actor Willy Toledo considera que «no ha cometido ningún delito» y por eso no ve «necesidad de comparecer» ante un juez, ha afirmado este martes el actor en una rueda de prensa a la misma hora en que debía comparecer ante la Justicia, aunque dicha citación ha sido cancelada por una huelga de jueces.

Willy Toledo no ha acudido al Juzgado de Plaza Castilla y, en su lugar, ha reunido a la misma hora a compañeros de profesión como Javier Bardem y Alberto San Juan en el centro pastoral San Carlos Borromeo de Vallecas.

El actor ha adelantado que la nueva citación ante la Justicia será el 28 de junio próximo: «Lo que venga lo asumiré. No con deportividad, pero lo asumiré», ha declarado.

«Considero que no he cometido ningún delito y por lo tanto no hay ninguna necesidad de que yo comparezca ante un juez para declarar sobre mis sentimientos religiosos, mi ideología, mi manera de pensar, mi sexualidad... la Constitución me ampara en todos esos hechos», ha dicho Willy Toledo.

A Toledo se le atribuye haber criticado en Facebook la apertura de juicio oral contra tres mujeres que en 2014 salieron en procesión con una gran vagina por Sevilla: «Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la 'santidad y virginidad de la Virgen María'», escribió entonces en esa red social.

«Cada vez que tú emites una opinión, es obvio que las personas que abracen la opinión contraria se van a poder sentir ofendidas. Yo también me siento ofendido por muchas expresiones que escucho, pero sin embargo no se me ocurre ejercer acciones legales, persecutorias e inquisitoriales contra quien opina distinto a mí», ha dicho Willy Toledo.

El actor ha añadido que «todo esto» procede -en su opinión- de la «mal llamada y peor gestionada Transición», en la que «los poderes franquistas continuaron intocables, en sus mismos puestos».

«El hecho de que eso se pueda penar con cárcel me parece un retraso que nos lleva a la época del franquismo», ha opinado Javier Bardem, para quien la «sagrada» libertad de expresión «está en peligro».

Decenas de personas han acudido al centro pastoral de Vallecas, donde han acogido a Toledo y a los expertos religiosos y jurídicos que han comparecido junto a él entre aplausos y al grito de «libertad de expresión» y «viva el coño insumiso».

Endika Zulueta, abogado del actor, ha aseverado que «esto es '1984' de Orwell, el Gran Hermano controlando nuestros pensamientos», mientras que María Eugenia R. Palop, profesora titular de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III, ha manifestado que la «actitud» de Toledo «deber ser secundada también colectivamente».

«Willy Toledo es víctima de una persecución por un delito inexistente», ha dicho Isabel Elbal, abogada y profesora de Derecho Penal, quien ha añadido que se trata de un «gesto de desobediencia civil» y una «protesta que ha de ser colectiva y no individual».

Javier Baeza, cura de San Carlos Borromeo, ha justificado abrir las puertas del centro pastoral a Toledo porque «como comunidad religiosa pensamos que nadie puede ser perseguido por sus ideas».

El Arzobispado de Madrid, por su parte, aseguraba en una nota de prensa que «no se ha autorizado la utilización de dependencias de la iglesia» de San Carlos Borromeo para la rueda de prensa convocada por el actor en la que también le ha apoyado el teólogo Benjamín Forcano.