Theo Francken, en una imagen de archivo
Theo Francken, en una imagen de archivo - ABC

El valedor de Puigdemont que ampara a defensores del nazismo ataca a España por los «presos políticos»

El secretario de Estado belga, Theo Francken, responde a la portada de ABC sobre el apoyo de los nacionalistas flamencos a Puigdemont

MadridActualizado:

En respuesta a la portada del diario ABC de ayer, el secretario de Estado belga, Theo Francken, (N-VA, nacionalista flamenco) ha afirmado a través de Twitter y en cuatro idiomas (español, flamenco, inglés y francés) que en España hay presos políticos. «La estupidez no tiene fronteras», añade el joven político flamenco.

Francken hace referencia a la información sobre los inesperados protectores del expresidente catalán Carles Puigdemont en su periplo de Bruselas. nacionalistas flamencos nostálgicos de Hitler. El sector más duro de la N-VA flamenca se ha convertido en el principal apoyo del expresidente de la Generalitat en su huida en Bélgica.

Esta formación coquetea sin ningún escrúpulo con el pasado más oscuro. Algunos de sus líderes no esconden su admiración por los que entonces aplaudieron la invasión por parte de la Alemania hitleriana. Entre ellos Theo Francken.

El actual secretario de Estado de Inmigración incendió el debate político belga cuando dijo en las redes sociales que pensaba que Puigdemont merecía el asilo político en Bélgica «porque no creo que vaya a recibir un trato justo en España».

En sus tuits de respuesta a ABC, Francken ha vuelto a insistir en que los líderes independentistas que permanenecen en prisión preventiva son presos políticos. También arremete contra la eurodiputada del PP Pilar Ayuso, que tachó en Twitter de «neofascista» a Jan Jambon, ministro del Interior de Bélgica y dirigente de la N-VA.

Precisamente Jean Jambon también se ha dejado ver sin rubor en actos de exaltación de los veteranos admiradores de Hitler, algo que no le reporta costes en su popularidad, ya que entre los votantes nacionalistas suele estar en el primer lugar de las preferencias.

En la cruzada catalanista de los nacionalistas flamencos, Francken se ha mostrado dispuesto a ofrecer asilo político al expresident de la Generalitat: «Los catalanes que se sienten políticamente amenazados pueden solicitar asilo en Bélgica. Puigdemont también pertenece a ellos. Eso es totalmente legal».

Se da la circunstancia de que Theo Francken se negó en diciembre de 2016 a conceder visados a una familia siria que intentaba salir de Alepo, iniciando una crisis política en Bélgica. Francken actuó en contra de la opinión de los jueces argumentando que dar esos pasaportes humanitarios crearía un «precedente peligroso» que haría perder a Bélgica «el control de sus fronteras».