Barkos, presente en el homenaje a Ordoñez
Barkos, presente en el homenaje a Ordoñez - P.OJER

Uxue Barkos asiste a un homenaje a Gregorio Ordoñez organizado por el PP

En el acto también han estado presentes la presidenta del Parlamento y representantes de todos los partidos excepto de Bildu e Izquierda Unida

PamplonaActualizado:

Integrantes de todas las fuerzas políticas del arco parlamentario de Navarra, excepto de Bildu, han acudido este mediodía al monumento a las víctimas del terrorismo de Pamplona para homenajear a Gregorio Ordoñez con motivo del 21º aniversario de su asesinato.

Además de la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, también ha estado presente la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, de Podemos. En el homenaje al concejal donostiarra asesinado por ETA, también han participado los portavoces parlamentarios de todos los partidos políticos excepto los de Bildu y de Izquierda Unida, a pesar de que estos últimos siempre han condenado los crímenes de ETA.

El acto, convocado por el Partido Popular, se ha iniciado con la ofrenda de un ramo de flores depositado en el monumento por María Luisa Portillo, abuela del guardia civil, Diego Salvá, último asesinado por la banda terrorista y Alberto Toca, nieto de Alberto Toca, delegado de Asepeyo, que fue asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas.

Posteriormente, el presidente de la gestora del Partido Popular en Navarra, Pablo Zalba, ha afirmado que Gregorio Ordóñez fue «activista de la democracia y un defensor de los derechos humanos; una persona valiente que siempre defendió sus ideas poniendo en riesgo de su vida, que le fue arrebatada». Ha asegurado que «Gregorio era el perfil de político que hace falta hoy día. Era un ejemplo de la lucha por la libertad y de defensa de la unidad de España. Ojalá tuviésemos más Gregorios».

También han estado presentes otras víctimas del terrorismo como Paz Prieto, hija de José Luis Prieto, el que fuera Jefe de la Policía Foral asesinado por ETA en Pamplona en 1981; y de Ana Isabel Ortigosa, esposa de Julián Embid, policía nacional asesinado en Sangüesa en mayo de 2003.

La presencia de los parlamentarios de Geroa Bai y de Podemos se produce después de que el pasado viernes varios miembros de la plataforma Askapena, que están siendo juzgado por colaboración con ETA, fueran recibidos en el Parlamento de Navarra.

No es la primera vez que la presidenta del Gobierno de Navarra acude a un homenaje a una víctima del terrorismo. Ya estuvo presente en el homenaje al guardia civil, Juan Carlos Beiro, en la localidad navarra de Bera, donde fue recriminada por la viuda del agente de la benemérita.