Oriol Junqueras en la Audiencia Nacional el día que fue encarcelado - JAIME GARCÍA / Video: Junqueras regresa al Supremo para pedir su excarcelación ante la negativa de la fiscalía

La última carta de Junqueras: «Me clavo en el pecho la espada, que ya no me servirá para combatir»

Junqueras reivindica el estoicismo y critica a los «malos políticos» que imponen su fuerza sobre la democracia

BarcelonaActualizado:

A falta de horas para que el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras solicite al Tribunal Supremo ser trasladado a una cárcel catalana, una nueva carta firmada por el líder de ERC se ha hecho pública.

Junqueras, que quiere estar en una prisión catalana para poder asistir a los plenos del Parlament e, incluso, llegar a ser investido si no lo es Puigdemont, critica en su misiva la existencia de «malos políticos, los que han renunciado a la política, que quieren imponer su fuerza sobre la conciencia democrática y profundísimamente humana de muchos».

No es la única reflexión del político catalán. Junqueras explica que la escuela filosófica más exitosa en la Roma imperial fue el estoicismo por «la capacidad de mantenerse firme ante el azar del destino y de la fidelidad de la propia conciencia individual ante un poder político cada vez más despótico».

Explica que las cárceles invitan a «cultivar una actitud estoica» y cita un texto del escrito portugués Fernando Pessoa en el que recrea como podría haber sido la educación estoica en la época imperial romana.

«Como gladiador, condenado por su destino de esclavo a ponerse en la arena, saludo, sin que recele el César que haya este circo rodeado de estrellas», cita el republicano.

Junqueras asegura que este texto le suscita una asociación de ideas con la actualidad y concluye con otro fragmento: «Me clavo en el pecho la espada, que ya no me servirá para combatir. Si el vencido es quien muere y el vencedor quien mata, con ello, confesándome vencido, me instituyo vencedor».