Yihadista cordobésEl terrorista de Daesh nacido en Córdoba que amenaza a España con nuevos ataques

Muhammed Yasin Ahram Pérez tiene 22 años y es hijo de una malagueña y un marroquí. Su madre viajó a Siria junto a él y sus otros cinco hermanos

Actualizado:

Daesh difundió este miércoles un vídeo en el que alabó a los «hermanos» que atentaron en Cataluña y muestra al final de la difusión fotografías de Younes Abouyaaqoub, autor del atropello masivo de Barcelona que causó 13 muertos y un centenar de heridos. En la grabación, de unos tres minutos, aparecen dos terroristas de Daesh hablando en castellano con acento árabe. Uno de ellos se hace llamar «El Cordobés» («Al Qurtubí»), y su apodo no es una casualidad. Muhammed Yasin Ahram Pérez, como así se llama, nació hace 22 años en Córdoba (18 de agosto de 1995). Su madre es Tomasa Pérez, una malagueña nacida en 1976 que se fue a la 'guerra santa' el 4 de diciembre de 2014 con sus seis hijos. Muhammad Yasin es el mayor y sus otros vástagos son Musa, Islam, Ousama, Qoudama y Yunes, la única mujer. Tomasa se hizo musulmana cuando conoció a Abdelah Ahram, el hombre con el que se casó cuando tenía apenas 19 años y que ahora está en una prisión de Tánger acusado de terrorismo y por traficar con droga y coches para financiar sus actividades terroristas.

«Con el permiso de Alá, Al Ándalus volverá a ser lo que fue, tierra de califato», señala Muhammed en el vídeo, luciendo barba, atuendo militar y un aspecto algo desaliñado. Él es una de las doscientas personas que las fuerzas de seguridad calculan que han abandonado España en los últimos años para hacer la yihad en lugares de conflicto. «El Cordobés» pertenece a la corriente neofundamentalista del islam denominada takfir, consistente en que sus seguidores pueden señalar a cualquier persona como enemigo del islam y decidir matarla o ejercer sobre ella cualquier tipo de violencia. Entre los señalados por este terrorista están los propios musulmanes que viven en España, a quienes tacha de «apóstatas».

«Españoles, os olvidáis de la sangre derramada de los musulmanes en la inquisición española. Vengaremos vuestra matanza (...) que se está haciendo ahora actual contra el Estado Islámico», pues «con el permiso de Alá, Al Andalus volverá a ser lo que fue, la tierra del califato», afirma el terrorista al final de la cinta. En el vídeo, de casi tres minutos, aparecen también numerosas imágenes en las que aparece el Rey de España o el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, entre otros, durante el homenaje a las víctimas de los atentados.

Poco más se sabe de Muhammed, aunque se cree que actualmente vive en la provincia de Deir Ez-zor, una zona controlada por Daesh en el noreste de Siria. El Observatorio de Seguridad Internacional le considera «un tipo muy peligroso» y sobre él pesa una orden de arresto internacional. El hecho de que se le llame también ‘Abu Lais’ podría significar que ha tenido hace poco un hijo.

El Cordobés, en una imagen subida a una red social
El Cordobés, en una imagen subida a una red social

El otro protagonista del vídeo propagandístico parece ser, puesto que aparece con la cara tapada, Abu Salman Al Ándalus, apodado como «El andaluz». A diferencia de «El Cordobés», este terrorista también habla en castellano pero con mucho acento y un lenguaje de difícil comprensión. «Que Alá acepte los sacrificios de nuestros hermanos en Barcelona. Nuestra guerra con vosotros durará hasta el final del mundo», dice amenazante.

Además de los yihadistas hispanohablantes, una voz en off en árabe advierte, mientras aparecen imágenes de recurso del atropello en Barcelona con las víctimas pixeladas, que si España no se retira de la alianza internacional, liderada por Estados Unidos y «deja de hacer la guerra, nunca os vamos a dejar tranquilos». La voz en árabe, que se entremezcla con cánticos en francés y en árabe, indica: «Que sepáis que en la casa de los cruzados no existen los inocentes». Insiste además en que, si se realizan estos ataques contra los civiles, es porque «es más doloroso».

Daesh reivindicó el pasado jueves el atentado de Barcelona pocas horas después de ocurrir y señaló que «soldados del Estado Islámico» habían perpetrado el ataque, sin ninguna referencia al de Cambrils (Tarragona), donde murió una persona atropellada horas después de la primera acción.

El pasado sábado, la organización terrorista asumió «oficialmente» la autoría a través de un amplio comunicado, en el que reivindicó también el de Cambrils, y apuntó que los ataques en Cataluña se habían cometido contra los «judíos y cruzados».