Tajani advierte contra «los egoísmos nacionalistas que pretenden destruir nuestra democracia»

El presidente del Parlamento Europeo instar a luchar contra las amenazas tras recibir el premio Carlos V de manos del Rey

CUACOS DE YUSTE (CÁCERES)Actualizado:

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha animado este miércoles «a luchar de forma proactiva» contra las amenazas que se ciernen contra Europa, entre ellas, los «populistas y nacionalistas que no respetan ni las leyes, ni a los ciudadanos». Tajani afirmó que «la Unión Europea debe defender el Estado de Derecho y el espacio cívico que éste garantiza» e instó a luchar «frente a los egoísmos nacionalistas, frente a quienes quieren levantar fronteras y frente a aquellos que pretenden destruir nuestra convivencia y nuestra democracia». Tras afirmar que «defender su patria no es ser nacionalista», añadió que «no hay pequeñas patrias: mi patria es Europa». Además, transmitió la confianza de que «las instituciones europeas y, yo mismo, siempre vamos a defender la democracia y la libertad que disfrutáis gracias a la Constitución».

Tajani ha hecho estas afirmaciones en el Monasterio de Yuste, donde ha recibido el premio Carlos V de manos del Rey. «Separadas, nuestras naciones son minúsculas e impotentes», advirtió, pero «unidos, tendremos la fuerza para superar cualquier desafío».

También alertó «frente a quienes intentan influenciar de forma fraudulenta nuestros procesos electorales», y dijo que «la Unión Europea debe proteger a los ciudadanos del uso ilegitimo de sus datos personales, en el universo de internet». Asimismo, instó a «garantizar que Schengen no es un refugio de quienes huyen de la justicia».

Además, advirtió «frente al tsunami de noticias falsas que inundan las redes sociales, y están creando una leyenda negra sobre Europa: La Unión Europea debe reafirmar su compromiso con el periodismo de calidad» que «forma parte del sistema inmunológico de la democracia».

La región más libre

En el Día de Europa, Tajani afirmó que «celebramos el más noble y valiente esfuerzo que hemos realizado los europeos en nuestra historia moderna». Según destacó, «la grandeza de nuestro proyecto emana, principalmente, de la adhesión a los valores de libertad, democracia, Estado de Derecho, igualdad y respeto a los derechos humanos». «Son estos valores los que nos han hecho la región más libre y próspera del mundo. Y por eso debemos reafirmarlos. Siempre, sin excepción».

También manifestó que «somos el mercado más grande del mundo», que «nuestro modelo social es el más avanzado del planeta» y que «disfrutamos de paz y estabilidad como nunca antes, tras siglos de desencuentros y conflicto». No obstante, alertó de que «cuando la política reparte pobreza, la democracia muere» y «cuando los ciudadanos se sienten inseguros, ganan los enemigos de la idea de Europa». Aunque reconoció que tras la gran recesión de la última década «estamos creciendo» y «los rescates han evitado el desastre», advirtió de que «las cicatrices de la crisis son profundas», como se ve en las cifras de paro, especialmente el juvenil, y «la recuperación debe llegar a toda la sociedad».

El presidente del Parlamento Europeo defendió «un presupuesto europeo a la altura de los nuevos retos» y dijo que «quienes más se benefician del mercado único deben contribuir más al presupuesto europeo, ya sea con una tasa a las plataformas digitales, con una tasa de transacciones financieras especulativas o, incluso, con una tasa a los plásticos, para promover el reciclaje».

En su discurso de agradecimiento, Tajani manifestó que la UE puede influir positivamente en la escena internacional y puso como ejemplo el acuerdo nuclear con Irán. Y también animó a hacer frente «juntos» a la crisis humanitaria que está causando «la dictadura de Maduro. Los venezolanos merecen ser libres, tenemos que ayudarles a conseguirlo».

Tajani anunció que destinará la dotación del premio (30.000 euros) a las víctimas de los terremotos de Italia, y las becas que acompañan al galardón se dedicarán a la prevención de las catástrofes naturales. «Este símbolo servirá para recordarnos que la Unión Europea es sobre todo solidaridad con quien más lo necesita», afirmó.