Rueda de prensa de Pedro Sánchez tras la reunión de la Ejecutiva socialista del pasado lunes - ÓSCAR DEL POZO

Sánchez define a España como una «nación de al menos cuatro naciones»

El secretario general del PSOE formula un modelo territorial en el que España, Cataluña, País Vasco y Galicia deberían ostentar la condición de «naciones»

MadridActualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, volvió a ser preguntado este martes sobre el número de naciones que cree que tiene España. El lunes, a esta misma pegunta, contestó que «todas las naciones son España» y en esta ocasión ha enumerado «al menos tres». «¿La nación es un concepto uniforme o puede ser complejo?», se ha preguntado; «la nación no se identifica únicamente con los límites de un Estado, sino que dentro de un estado pueden convivir varias naciones».

Sánchez: «España es una nación, aunque los soberanistas» la llaman Estado»

«España es una nación, aunque los soberanistas la llaman Estado», ha continuado. «La nación tampoco se identifica solo con la lengua, se identifica con un sentimiento y una voluntad de ser nación, y creo que así lo reconoció la Constitución de 1978». Bajo esta definición, Sánchez ha insistido en que hay «al menos tres territorios que en términos históricos han manifestado su vocación de ser nación, que son Cataluña, País Vasco y Galicia», ha concluido.

«Cataluña seguirá siendo España después del 1-O»

Sánchez se ha mostrado convencido de que el independentismo no triunfará en ningún caso y de que «Cataluña seguirá siendo España antes y después del 1 de octubre». En un desayuno informativo celebrado por Europa Press este martes, el líder de los socialistas ha afirmado que está del lado del Gobierno en este asunto porque, a su juicio, «no se trata de una cuestión ideológica, sino democrática».

Sánchez ha calificado el referéndum que Junts pel Sí y la CUP quieren celebrar como «un recuento», y ha instado al Estado a «garantizar la legalidad». «Vamos a decirles a los ciudadanos catalanes que no participen en ese simulacro». También ha cargado contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que aseguró que prohibir las urnas sería «un golpe de Estado». «Si el Estado tiene que evitar un referéndum que se sitúa fuera de la legalidad democrática, y todo eso Puigdemont lo califica de intento de golpe de Estado, lo que intuyo es que ha leído poco sobre golpes de Estado y constituciones», ha afirmado el líder del PSOE.

Sánchez reitera que se encuentra al lado del Gobierno en el desafío soberanista

También ha hablado Sánchez sobre su conversación telefónica con Rajoy este lunes en la que el presidente le expresó que estaba abierto a apoyar la creación de una comisión, impulsada por el PSOE, para modernizar el Estado de las autonomías. «Encantado de hablar con el presidente del Gobierno. Hemos hablado en público y en privado, y hemos compartido informaciones y reflexiones. Hacemos oposición de Estado, así que estamos con el Estado, pero somos rigurosos a la hora de plantear debates». El líder de los socialistas ha descartado que haya una reunión fijada con Rajoy.

Sobre la comisión para reformar el modelo territorial, ha calculado que «unos 300 diputados pueden apoyar esta iniciativa», ya que a su juicio, además de la opción del PP, «partidos como el PDECat y Podemos han planteado iniciativas muy parecidas».

Pacto para subir los salarios

Pedro Sánchez, ha anunciado este martes en la cita de Europa Press, que va a proponer un nuevo pacto de rentas al Gobierno y a los agentes sociales para que los salarios suban entre el 2,5 y el 3,5 por ciento en los próximos 4 años.

El dirigente socialista ha dejado claro que trabajará para que la recuperación económica y las ganancias de productividad se trasladen a los salarios de los trabajadores y propondrá que en 2018, la subida salarial se sitúe entre el2 y el 3 por ciento, con una media del 2,5 por ciento.

Además, ha anunciado que el próximo viernes anunciará un paquete de medidas que acompañarán a esta propuesta y que incluirán la protección de los trabajadores autónomos, la recuperación de la negociación colectiva, la recuperación igualdad laboral y el desmontaje de la reforma laboral.

Sánchez, «templado como el acero»

Sánchez aprovechó la ocasión para hacer un repaso de los meses que lleva al frente de la nave socialista, después del periodo convulso en que presentó su dimisión (octubre de 2016) y finalmente decidió dar el paso a las primarias.

El líder socialista afirmó que en su nueva etapa al frente del partido, desde que venciera a Susana Díaz en las primarias el pasado mes de mayo, se siente «templado» como el «acero» y que tiene la determinación de luchar por una España «diversa» y más igualitaria.

Sánchez presenta junto a su equipo su proyecto para las primarias
Sánchez presenta junto a su equipo su proyecto para las primarias- EFE

En el encuentro informativo de Europa Press, el líder socialista aludió a los obstáculos que tuvo que sortear para volver a liderar su partido y llegó a la conclusión de que «lo que no te mata, te hace más fuerte». Por ello, dijo, el PSOE actual está en condiciones de «hacer futuro».

Para Sánchez, el territorio natural de la socialdemocracia es la «transformación» y, por ello, asegura que está forjado «como el acero» -a fuerza de «golpes»- y se siente «más y mejor templado» para trabajar desde la política y lograr una España más igualitaria, redistributiva y justa.