Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en su reunión del 27 de junio - Jaime García

Sánchez presenta hoy a Podemos su plan para Cataluña

El líder del PSOE busca el acuerdo de Iglesias para abrir la reforma constitucional en el Congreso de los Diputados

Podemos defiende el concepto de plurinacionalidad que ahora han abrazado los socialistas tras la victoria de Sánchez

MadridActualizado:

Tres semanas después de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reuniesen en el Congreso de los Diputados y acordasen empezar a trabajar en una futura agenda común, PSOE y Unidos Podemos arrancan hoy los trabajos para tratar de trazar acuerdos parlamentarios. Ambos líderes estarán presentes en esta reunión, en la que no hay un guión fijado previamente y que ambos grupos han querido que tenga un carácter «general». Cada uno llevará su agenda y a partir de ahí se buscarán espacios en los que crear grupos de trabajo con «mesas específicas».

Y el primer tema que los socialistas van a plantear es su reciente estrenada Declaración de Barcelona. Podemos también lo llevará entre sus puntos a tratar. En la cuestión catalana la apuesta de Sánchez por promover una reforma federal que reconozca la plurinacionalidad del Estado ha acercado posturas con Podemos. Y es que puede decirse que ambos partidos coinciden en que esa debe ser la estructura del Estado. No en vano es el PSOE quien asume ahora ese concepto que hasta ahora era bandera exclusiva de Podemos.

Pero con el conflicto independentista al alza, y con el cronometro en marcha de cara al 1 de octubre, PSOE y Podemos siguen separados por una cuestión fundamental. Y es que aunque Podemos defienda el mismo modelo de Estado que los socialistas, los de Pablo Iglesias siguen defendiendo que la división en Cataluña solo amainará si se puede producir un referéndum acordado con el Gobierno central. El PSOE es consciente de esta diferencia.

Desde Ferraz insisten en que el referéndum es ilegal y por tanto no se puede producir, pero en este punto lo que Sánchez desea no es propiciar un acuerdo inmediato. Sabe que no hay consenso para ello. Pero sí quiere visibilizar que desde Madrid se empieza a trabajar en una solución para Cataluña. Espera Sánchez de esta reunión salir al menos con el compromiso de Unidos Podemos de apoyar la creación de una subcomisión en el Congreso de los Diputados para empezar a trabajar en la reforma constitucional.

Tras la reunión de Iglesias y Sánchez, los socialistas aseguraron que lo pactado era crear cinco espacios de trabajo diferenciados sobre estos temas: medidas para impedir el bloqueo de iniciativas en el Parlamento por parte del Ejecutivo, lucha contra la precariedad juvenil y la pobreza infantil, mercado de trabajo, políticas de igualdad y pensiones.

Sin embargo, fuentes socialsitas aseguraron ayer a ABC que no llevarán ese tema a la reunión de hoy. Pablo Iglesias anunció el viernes que Podemos sí lo haría. La formación morada acaba de presentar una propuesta caracterizada por tres cuestiones: permitir a los trabajadores elegir sus mejores años para el cálculo de la jubilación, subir las pensiones mínimas y las prestaciones de la Seguridad Social, establecer la jubilación a los 61 años para aquellos que ya hayan cotizado el máximo y bajar la edad de jubilación de los 67 a los 65 años. Son todas cuestiones que podrían salirse del marco de negociación del Pacto de Toledo. Para el PSOE es algo mucho más complejo en tanto que se trata de una cuestión de Estado. Ambos partido sí coinciden en una receta para garantizar la viabilidad de las pensiones públicas: financiarlas a través de impuestos.

Esta es la única cuestión en la que hay diferencias en las agendas. Además de pensiones y Cataluña, Podemos quiere hablar de corrupción y un área social y económica que englobará precariedad juvenil, subida de salarios y renta mínima. Y en el PSOE además de Cataluña plantearán su propuesta de una renta mínima para mayores de 50 años en desempleo, la subida salarial que reclaman los sindicatos y un plan de rescate para los jóvenes.

En la reunión de mañana serán multitud. Por parte del PSOE la delegación estará encabezada por Pedro Sánchez. Le acompañarán la portavoz en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, el responsable de Economía, Manuel Escudero y otros cuatro diputados: Rafael Simancas, Meritxell Batet, Susana Sumelzo y Pedro Saura. Por parte de Unidos Podemos a Pablo Iglesias le acompañarán la portavoz parlamentaria Irene Montero, la portavoz adjunta, Ione Belarra, el líder de IU, Alberto Garzón; y los representantes de En Comú Podem, Xavier Domènech y En Marea, Yolanda Díaz. Además del secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, el responsable de Economía, Nacho Álvarez y la vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo. También estará el secretario de Organización, Pablo Echenique.

La reunión se produce en un nuevo marco de entendimiento entre los dos partidos después del acuerdo para que Podemos entre en el Gobierno de Castilla la Mancha que preside Emiliano García Page. El primero que ambos alcanzan para gobernar juntos en el ámbito autonómico. Sin embargo entre los dos partidos sigue existiendo desconfianza. En los últimos días desde Podemos planteaban su impaciencia porque esta reunión no se concretaba, pero en el PSOE insisten: «la agenda la marcamos nosotros». Y en esa agenda no está la moción de censura. Por ahora.