Pedro Sánchez y César Luena - EFE

Sánchez consultará a la militancia sus pactos de investidura

«Señor Rajoy, abandone toda esperanza, el PSOE no va a indultarle apoyando su investidura»

MadridActualizado:

Pedro Sánchez ha sorprendido este sábado anunciando que consultará a los 198.000 militantes del PSOE sus posibles pactos de investidura con Podemos, Ciudadanos, IU o el PNV.

No solo lo hará ante el Comité Federal, donde Susana Díaz y los críticos podrían tumbárselos; directamente decidirán los afiliados, mucho más a la izquierda ideológicamente y entre los cuales tiene garantizado el «sí».

Golpe de efecto del secretario general socialista, que se encuentra en pleno pulso con unos barones que le han obligado esta misma mañana a adelantar el 39 Congreso intentar que no sea candidato si hay repetición de elecciones.

Sánchez ha comenzado confirmando al plenario del Comité Federal del PSOE -con una hora y media de retraso por esas negociaciones tensas sobre el congreso- que si el martes el Rey le pide someterse a la investidura, él lo aceptará para intentar un gobierno «progresista y reformista».

Muy aplaudido por algunos miembros del federal tras el duro pulso que mantiene desde , Sánchez hasta se permitió bromear con su situación. Fue cuando se refirió a la presidencia del Congreso para Patxi López: «Tenemos otro presidente, espero que no sea el ultimo».

Consciente de la gran expectación mediática por lo que ocurra esta mañana en la sede de Ferraz, el líder ha querido empezar despejando las presiones para que pacte con el PP, algunas de ellas de su propio partido, como Felipe González, Alfonso Guerra y la «vieja guardia».

Y se ha dirigido a Rajoy como uno de los que siguen la sesión de hoy para pedirle «que abandone toda esperanza», que no va a «indultar» los cuatro años de corrupción popular.

Muy molesto por los que dicen que está resistiendo para ser presidente del Gobierno a toda costa porque si no se va al paro, ha insistido en que eso no le importa porque ya lo ha conocido.

«No voy a ser presidente a cualquier precio, pero no estoy dispuesto a que los españoles paguen el precio de cuatro años más de la derecha en las instituciones», aseguró.