Pedro Sánchez, en la reunión del grupo parlamentario del PSOE - JAIME GARCÍA

Sánchez ataca a Rajoy por su «fracaso» para defender unas pensiones dignas

El líder del PSOE insiste en crear un impuesto a la banca para financiar la revalorización de las pensiones conforme al IPC

MadridActualizado:

Sin la posibilidad de participar mañana en el pleno monográfico sobre pensiones, Pedro Sánchez ha querido marcar perfil en esta materia. Lo ha hecho acudiendo a la reunión del grupo parlamentario socialista para realizar una intervención en abierto, el único formato en el que puede hablar en el Congreso al no ser diputado.

El secretario general del PSOE ha dado muestras de querer explotar tanto este debate como el de la igualdad de género, a raíz de las últimas movilizaciones. Sánchez ha insistido en la propuesta del PSOE de recuperar la indexación al IPC como mecanismo de revalorización de las pensiones. El líder socialista ha planteado financiarlo con los nuevos gravámenes a la banca que anunció a comienzos de año. Y así se lo ha pedido a Mariano Rajoy: «Cree usted un impuesto extraordinario a la banca. Con eso se puede garantizar recuperar la revalorización según el IPC».

Sánchez ha planteado que para garantizar a futuro «el sostenimiento público de nuestras pensiones» la clave de bóveda es «dignificar el mercado laboral», insistiendo en el pacto de rentas y «derogar la reforma laboral», que está en el centro de las causas de la «insostenibilidad» del sistema.

El líder del PSOE ha puesto el foco en los 9 millones de horas extra que se trabajan y no se cobran en nuestro país, según la AiReF. «Si ese empleo tuviera traducción en contratos habría ingresos adicionales para la SS de hasta 2.000 millones». También ha posteado por la «racionalización» del gasto de la Seguridad Social, transfiriendo partidas a los Presupuestos Generales del Estado. Recetas para no subir las cotizaciones de la Seguridad Social, que Sánchez rechaza: «No queremos encarecer el coste del trabajo».

Sánchez ha planteado tres demandas que mañana repetirá Margarita Robles en el cara a cara con Mariano Rajoy: subir ya la pensión de viudedad hasta el 60% de la base reguladora, bonificar con dos años de cotización por hijo para paliar «el impacto de la maternidad sobre las carreras profesionales». También ha planteado «recuperar» las cotizaciones a la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales en el ámbito de la Dependencia.

Ha querido anticipar Sánchez sus críticas al Gobierno de Rajoy en un asunto que tradicionalmente ha favorecido al PP. El líder socialista ha denunciado «el fracaso del gobierno de España para defender unas pensiones dignas». Muy centrado en criticar la reforma laboral, Sánchez ha apostado por la subida salarial: «La mejor política social siempre es que haya salarios dignos y empleos decentes».

Sánchez ha cargado duramente contra la gestión del sistema público de pensiones: «Quien ha dejado sin fondos la hucha de las pensiones es Rajoy. La contrarreforma de 2013 no ha garantizado la sostenibilidad. Quien ha volado por los aires el Pacto de Toledo ha sido el Gobierno del PP».