El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Adriana Lastra y José Luis Ábalos
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto a Adriana Lastra y José Luis Ábalos - EFE

Sánchez asegura que la capacidad de De Guindos es «insuficiente» para ser vicepresidente del BCE

El líder del PSOE considera que España ha perdido una oportunidad para «expresar valores» al no proponer a una mujer. Insiste en que no procede apoyar a Valenciano como presidenta del grupo socialdemócrata en el Parlamento europeo

MadridActualizado:

Pedro Sánchez ha evitado valorar como una noticia positiva para España el hecho de que nuestro país vaya a recuperar un puesto en el Banco Central Europeo con Luis de Guindos como vicepresidente porque «lo importante es el camino que se traza» y qué políticas se defienden y no tanto la nacionalidad.

Confirmado ya el nombramiento, Sánchez ha reiterado que De Guindos «no era nuestro candidato», aunque le ha deseado «la mejor de las suertes». Antes de valorar como «insuficiente» la capacidad técnica del todavía ministro de Economía.

En una entrevista en Espejo Público, Sánchez ha planteado que su rechazo a De Guindos tiene que ver también con la apuesta por «despolitizar ese tipo de órganos», entendiendo que un ministro en ejercicio representa lo opuesto a esa premisa.

El PSOE anunció hace unas semanas que solo apoyaría la candidatura española si se trataba de «una mujer de perfil técnico», experta en las especificidades de la política monetaria. Recordando que en este momento solo hay dos mujeres en el Consejo de Gobierno del BCE, Sánchez considera que «España ha desaprovechado una oportunidad para expresar valores».

El líder del PSOE ha justificado que se haya producido este desencuentro porque «el señor Rajoy no llamó» para intentar pactar una candidatura de país, aunque como no es preceptivo en este caso ha concedido que «puede hacer las cosas como considere».

Cuestionado por el motivo por el que no apoya que la socialista Elena Valenciano sea la presidenta del grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo, dada la importancia que otorga a la visibilización de la mujer en puestos de responsabilidad, Sánchez no se ha salido del guión fijado ayer.

Argumentan los socialistas que el objetivo debe ser pelear por ese puesto la próxima legislatura, tras las elecciones europeas de 2019, para las que quiere una mujer como candidata: «Queda poco más de un año. Aspiro a tener esa presidencia la próxima legislatura».

La presidencia queda vacante el 4 de marzo porque el italiano Gianni Pitella se presenta como candidato en las elecciones de su país. Y el nombre de Valenciano reunía consensos para sustituirle en el cargo. Sánchez ha rechazado que su posición venga condicionada por el hecho de que se trate de una persona significada en su contra en el proceso de primarias, recordando que actualmente «Valenciano es vicepresidenta del grupo con el apoyo de esta Ejecutiva».