Sáenz de Santamaría asegura que el Gobierno no mantiene contacto con el Govern desde el sábado

La vicepresidenta del Gobierno afirma que «es una posibilidad» que Rajoy nombre un «mando único» para coordinar los ministerios, que asumirán las competencias de la Generalitat de Cataluña una vez que el Senado autorice el 155

MadridActualizado:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este lunes que «es una posibilidad» que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, nombre un «mando único» para coordinar los ministerios, que asumirán las competencias de la Generalitat de Cataluña una vez que el Senado autorice al Gobierno la aplicación de las medidas en virtud del artículo 155 de la Constitución.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha incidido en que después de que el Senado dé luz verde a las medidas pactadas con PSOE y Ciudadanos para Cataluña, el Gobierno catalán quedará cesado. Así, ha recordado al presidente catalán, Carles Puigdemont, y al resto de miembros del Ejecutivo autonómico que «no están investidos por ninguna autoridad divina« y deberán asumir su cese.

Del mismo modo, Sáenz de Santamaría ha subrayado que el Govern tiene una posibilidad antes de que se aprueben definitivamente las medidas aprobadas el sábado: «Ir al Senado y hacer las alegaciones que estime oportunas». La vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que no ha habido ningún contacto desde el sábado entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Carles Puigdemont, y ha reiterado que este proceso ya está en manos del Senado, que el próximo viernes aprobará previsiblemente las decisiones planteadas por el Ejecutivo.

«Dejan de serlo a todos los efectos legales por mucho que quieran vivir en la ficción», ha subrayado en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press. Sáenz de Santamaría ha recordado que el Gobierno autonómico es elegido gracias a la Constitución y al Estatuto catalán y no es investido por «ninguna autoridad divina».

En este sentido, ha señalado que, una vez recibida la autorización del Senado para la aplicación de las medidas acordadas para Cataluña en virtud del artículo 155 de la Constitución, «dejará de cobrar, no tendrá firma de presidente, no podrá adoptar decisiones válidas» ni «ejercer sus funciones» del 155.

Asimismo, preguntada sobre la posibilidad de que otros cargos públicos se resistan a cumplir la aplicación del artículo 155, ha avisado de que la aplicación de ese artñiculo es «progresiva» y el Gobierno podrá adoptar decisiones para aquellos cargos que «sigan sin cumplir la Constitución y la ley».

En cualquier caso, la vicepresidenta sostiene que hay que ver «paso a paso» y esperar a la celebración del Pleno del Senado que dará luz verde a las medidas del Gobierno para Cataluña.