Obama, durante su visita al destructor USS Ross
Obama, durante su visita al destructor USS Ross - REUTERS

Rota y Morón: claves para una relación de privilegio con Estados Unidos

Washington negociará el despliegue de helicópteros para luchar contra el narcotráfico en África

MadridActualizado:

La anécdota la detalla Eduardo Serra, exministro de Defensa (1996-2000) y ahora presidente de la Asociación Atlántica Española: «En mis dos últimas intervenciones ante el Senado de EE.UU. la primera pregunta que me hicieron fue: "¿Y de Rota qué nos cuentas?"».

De este modo explica Serra la importancia que para la política exterior y de defensa estadounidense tiene la base de Rota, con el último despliegue de los cuatro destructores equipados con el sistema de combate Aegis: «Es de una importancia histórica, pero que ha vuelto a cobrar especial valor geoestratégico en los últimos años con el proyecto de la OTAN del sistema de defensa antimisiles».

Base clave para la OTAN

Con Rota -o Morón de la Frontera- queremos tener una relación estable en el tiempo. Fue el simbólico mensaje que en lo militar Barack Obama quiso trasladar con su visita a España que, a pesar de ser recortada, no varió ni un ápice en lo que se refiere a su histórica parada en la base de la Armada Española.

En últimas entrevistas con ABC el anterior y el actual secretario general de la OTAN siempre subrayaron el valor esencial de Rota para la seguridad en el Mediterráneo y Europa:

Anders Fogh Rasmussen (abril 2012): «La base de Rota será un elemento crucial en el sistema antimisiles». Jens Stoltenberg (noviembre 2015): «Es la capacidad clave en el sistema de defensa antimisiles de la OTAN que estamos estableciendo en Europa».

También los embajadores de EE.UU.: Alan Solomont (junio 2013) -«Rota es crucial para protegernos de misiles de países como Irán»- y el actual, James Costos, que se estrenó en el cargo en septiembre de 2013 visitando precisamente Rota y Morón: «Los asuntos militares marcarán mi misión como embajador estadounidense, este primer viaje a las bases marca un fuerte mensaje en ese sentido».

La visita de Obama confirma esa premisa que, en las propias palabras del presidente estadounidense ante 2.300 militares y sus familiares, se resumen en: «La base de Rota contribuye a que vivamos en un mundo más seguro».

Margallo: una oportunidad

Tras la visita de Obama, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, valora para ABC «la oportunidad que se le abre ahora a España en las relaciones con EE.UU., donde podemos convertirnos en el aliado privilegiado dentro de la UE tras el Brexit».

Y en ello Rota y Morón juegan un papel fundamental: «Tenemos una enorme posición geoestratégica. España es importante para el control del Estrecho, la situación en el norte de África y Sahel. Tras el estallido de la Primavera Árabe, EE.UU. decidió volver a este área de influencia mediterránea», destaca el ministro en funciones.

Sobre el destacamento de «marines» de Morón de la Frontera -unos 1.000 efectivos y hasta un máximo de 2.200 en estallidos de crisis-, el ministro García-Margallo relata cómo en una reunión con la entonces secretario de Estado estadounidense Hillary Clinton ofreció la posibilidad de convertir la base sevillana en sede permanente de ese grupo de marines: «Estarán mucho mejor en España que en Marruecos, le dije». Se trata de una capacidad básica para EE.UU. que permite desplegar a sus tropas en apenas 3-4 horas en escenarios como Libia.

«España ha cobrado una importancia geoestratégica para garantizar la estabilidad y seguridad en el Mediterráneo, Norte de África y Sahel gracias a Rota y Morón», indica el ministro quien aboga por políticas de Estado pactadas con otros partidos políticos para dotar de estabilidad a la acción Exterior española, como se ha hecho con el envío de 300 militares a Irak en la misión contra el Daesh, con la posición respecto a Cuba o Palestina.

¿Lo próximo? «El despliegue de un contingente de una veintena de helicópteros de EE.UU. para luchar contra el narcotráfico en África. Estos aparatos tienen sus base ahora en Afganistán y Pakistán», informa el ministro que advierte que para la firma del acuerdo habrá que esperar a la formación del nuevo Ejecutivo.