Uno de los presuntos yihadistas detenidos en Ripoll - AFP

Ripoll, inesperado nido yidahista: «Era un joven sociable y simpático»

Los presuntos terrroristas vivían en esta pequeña localidad gerundense

BarcelonaActualizado:

Con sus poco más de diez mil habitantes y su espléndido monasterio románico como seña de identidad, la localidad de Ripoll amaneció ayer sacudida por el desconcierto. El municipio, un enclave situado a las faldas del Pirineo y puerta de acceso a buena parte del turismo que visita la Vall de Núria, ya empezó a copar titulares el jueves, cuando trascendió que dos de sus vecinos, los hermanos Driss y Moussa Oukabir, podrían estar relacionados con el atentado terrorista de Barcelona, pero fue ayer cuando los vecinos descubrieron alarmados que la localidad gerundense podría haber cobijado hasta cuatro miembros de una célula yihadista.

Mientras las fuerzas policiales se desplegaban por Ripoll y practicaban los primeros registros y también una primera detención, la del propietario de un locutorio presuntamente relacionado con el atentado, los vecinos empezaron a agolparse junto al cordón policial para recibir al primer arrestado con gritos de «asesino». Una escena que se repetería horas más tarde, ya en la comisaria de los Mossos d’Esquadra, cuando otro de los detenidos salió de un registro domiciliario acompañado de efectivos policiales. «Me he despertado esta mañana y parecía que Ripoll estuviese tomado por la Policía», se sorprendía una de las muchas personas que vieron ayer cómo la habitual tranquilidad del municipio se veía alterada.

Y es que, además de las tres detenciones practicadas entre el jueves y el viernes, otros tres sospechosos también viven en la localidad, mientras que un cuarto lo hacía a caballo entre Ripoll y la vecina Ribes de Fresser. Un auténtico mazazo para unos vecinos que señalaban ayer que los dos hermanos parecían estar bien integrados y hacían vida aparentemente normal. Los dos hermanos fueron al colegio en el pueblo y uno de ellos había formado parte de la Escuela de Fútbol Sala de Ripoll.

De hecho, a la hora de buscar focos de salafismo radical en Cataluña, todas las miradas suelen ponerse en localidades como Salt, Reus y Lérida, pero no, al menos por el momento, Ripoll. Es más: ninguna de las cinco operaciones antiyihadistas practicadas en los últimos años en Gerona tuvo como epicentro la comarca del Ripollés.

Vida normal

Tampoco ninguno de los detenidos ni sospechosos tenía antecedentes por terrrismo, lo que abona la tesis de los vecinos de que llevaban una vida aparentemente normal. De Moussa, presunto responsable del atropello de La Rambla y aparentemente muerto durante la operación policial de Cambrils, algunos vecinos decían que se trataba de un «joven sociable y simpático».

Por su parte, Driss Oukabir, detenido tras asegurar que su hermano le había robado la documentación para alquilar las furgonetas con la que se pepetró la matanza, sí que contaba con antecedentes penales, pero no por terrorismo, sino por un delito de abuso sexual. Vivía en la zona de Pla de Ginebret, cerca de la estación del tren, mientras que su madre y sus hermanas lo hacían a las afueras del pueblo, en una zona ocupada principalmente por familias de origen marroquí.