Barómetro del CIS de marzo

Repunta la preocupación por la corrupción, tras los juicios de Gürtel y las «tarjetas black»

El paro sigue a la cabeza de las inquietudes de los españoles, con el 72,2 por ciento

MadridActualizado:

La preocupación por la corrupción y el fraude se ha disparado en el último mes 3,5 puntos hasta alcanzar el 37,3 por ciento, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que señala que el paro sigue a la cabeza de las inquietudes de los españoles, con el 72,2 por ciento. [Consulta completo el barómetro del CIS (PDF)]

El trabajo de campo del barómetro del CIS correspondiente al mes de febrero fue realizado del día 1 al 9, coincidiendo con las declaraciones judiciales por el caso Gürtel y justo tras quedar visto para sentencia el juicio por las tarjetas opacas de Bankia.

Además, los encuestadores del CIS, que han trabajado en 255 municipios de 48 provincias, pasaron por los domicilios de los entrevistados mientras Ciudadanos celebraba el congreso y en los días previos a los cónclaves del PP, donde se reeligió a Mariano Rajoy como líder, y de Podemos, en el que Pablo Iglesias se impuso a Íñigo Errejón.

El paro sigue siendo citada como la principal preocupación por el 72,2 por ciento de los encuestados, 1,1 puntos menos que en el anterior informe, mientras que la corrupción y el fraude sube 3,5 puntos hasta el 37,3 por ciento, y repuntan asimismo 1,8 puntos los problemas de índole económica, mencionados por el 27 por ciento.

También subieron —del 2,8 por ciento al 3,5 por ciento— la alusiones al Gobierno y los partidos en general como un problema nacional. La sanidad, por su parte, continúa en el quinto puesto, con un 13,9 por ciento, el sexto vuelve a ser para los problemas sociales (10,1 por ciento) y la educación (9,5 por ciento).

El CIS constata un aumento de la preocupación de los españoles por el futuro de la situación económica, ya que el 21,7 por ciento teme que vaya a peor, cuando hace un mes este porcentaje era del 17,1 por ciento.

En los primeros días de febrero se incrementó el porcentaje de españoles que califican como «mala o muy mala» la situación política, que son siete de cada diez, 3,3 puntos más que en el mes anterior. La política va bien o muy bien sólo para el 2,9 por ciento, frente al 4,7 por ciento que usaba esos calificativos en enero.

Para el 23,6 por ciento de los encuestados la situación política empeorará de aquí a un año, mientras que sólo el 12,8 por ciento confía en que mejore. Además, un 32,4 cree que está peor que en febrero de 2016, frente a un 10,3 por ciento que considera que ha mejorado.