Rafael Catalá, ministro de Justicia
Rafael Catalá, ministro de Justicia - JAIME GARCÍA

Referéndum del 1-OCatalá: «Vi más acoso a policías que violencia de policías»

El ministro de Justicia defiende que hubo un ejercicio de prudencia» por parte de las fuerzas de seguridad

MadridActualizado:

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha defendido este lunes el papel de las fuerzas de seguridad durante el referéndum independentista ilegal convocado por la Generalitat de Cataluña que, a su juicio, hicieron un «uso limitado de la fuerza»: «Yo vi ayer más acoso a policías que violencia de policías», ha apuntado.

[Sigue al minuto toda la información relativa al 1-O]

En declaraciones a Onda Cero, el ministro ha manifestado que la Guardia Civil y la Policía hicieron en Cataluña un trabajo «extraordinario» durante la jornada del domingo, cuando «no hubo ningún referéndum» sino «momentos puntuales de votaciones».

Aunque Catalá cree que «se debería haber impedido» la votación «ilegal» en todos los centros y puntos de votación, sostiene que «hubo un ejercicio de prudencia» por parte de las fuerzas de seguridad del Estado que, según él, actuaron con «proporcionalidad».

«Ayer hubo una actuación ejemplar de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Me parece que alguien ha intentado poner el foco en lo contrario», ha declarado en una entrevista en TVE, insistiendo en el «respeto» y la «mesura» con la que actuaron los agentes.

En esta misma línea se ha pronunciado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en declaraciones a la Ser, apuntando que si el Estado de derecho no hubiese actuado ante una «ilegalidad flagrante», se hubiera producido una «dejación de obligaciones».

Para el también ministro de Educación, es necesario volver a «la normalidad institucional». Para conseguirlo, ha dicho, hay que «dialogar» y volver a «las reglas de juego».

En este sentido, Catalá ha dicho que tiene una «voluntad absoluta» para encontrar soluciones al conflicto. Pero ha avisado: «Que nadie imagine que como consecuencia del conflicto que se ha generado en los últimos tiempos alguien va a obtener ventajas. Eso sería pagar un precio por un chantaje», ha remarcado.

El ministro ha insistido en que las fuerzas políticas deben sentarse a hablar «cuanto antes». Sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución para frenar el independentismo, Catalá ha remarcado que es un instrumento más que puede ser utilizado al mismo tiempo que ha aseverado que el Gobierno va a utilizar «toda la fuerza de la ley».