Albert Rivera | Vídeo: Torrent inicia contactos de cara a la investidura - EFE

CiudadanosLas razones por las que Albert Rivera no le cede un escaño al PP

La negativa de Ciudadanos dará ventaja a los separatistas en las comisiones del Parlament

MadridActualizado:

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este jueves que últimamente el PP suele culpar a los demás de sus problemas o sus errores, incluida la formación naranja, y lo ha atribuido a un estado de «nerviosismo» o «estupefacción».

«Creo que el nerviosismo y la estupefacción dentro del PP" hacen que, «en vez de preguntarse qué han hecho mal, le echen la culpa al mundo mundial», ha declarado durante una visita a la Feria Internacional de Turismo (Fitur), achacándoles también una «falta de proyecto» para España.

Según Rivera, los populares «no hacen autocrítica de por qué han sacado el peor resultado de su historia» en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña (cuatro escaños) y por eso insisten en que Ciudadanos debería cederles un diputado para que pudieran formar un grupo parlamentario propio.

«El PP es así, cuando no tiene un cálculo de qué va a pasar con las nevadas, le echa la culpa a los conductores, y cuando pierde las elecciones le echa la culpa a los electores y a los periodistas», ha manifestado en referencia al bloqueo que se produjo en algunas carreteras el Día de Reyes.

«No al cambio de cromos o escaños»

El líder de la formación naranja ha vuelto a negarse a prestar un diputado al PP en el Parlamento catalán y le ha dejado claro que si ha perdido 800.000 euros en subvenciones por no poder formar grupo propio, los tendrá que pagar el partido, no los ciudadanos, y espera que lo haga «legalmente».

«Nosotros no vamos a cometer ningún fraude. No somos el PP ni el PSOE, no cambiamos cromos ni escaños, ni hacemos pagar a los españoles de su dinero las campañas (electorales) de nadie", ha subrayado.

Rivera ha afirmado que Ciudadanos hará «todo lo posible» para que el PP pueda constituirse en un subgrupo dentro del Grupo Mixto y tenga voz en las comisiones parlamentarias. Y lo hará «a pesar de los insultos», ha agregado en alusión al portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, que acusó a Cs de «mezquindad».

El dirigente del partido naranja ha pedido al PP que «no se equivoque de enemigo», ya que mientras se enfrenta a Ciudadanos, define a ERC como «conciliadora» por el discurso que hizo el nuevo presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. En este sentido, le ha instado a «dejar de obsesionarse con el naranjito» -como le bautizó Hernando- y «pensar en los españoles» y sus problemas.

Tras afirmar que le gustaría un Gobierno «más dinámico, valiente y reformista», Rivera ha declarado que la fecha de las próximas elecciones generales no depende de él, sino que es una decisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

En cualquier caso, considera que la duración de esta legislatura la determinará sobre todo lo que ocurra en Cataluña, donde espera que no se vuelva a «minusvalorar» al nacionalismo, y de la voluntad del Ejecutivo para cumplir los acuerdos con Ciudadanos y lograr que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado.