España

Rajoy: «Si a alguien se le cita para una mesa electoral que no vaya porque sería un acto ilegal»

El presidente del Gobierno advierte de que hay «un golpe a la democracia» y reitera que no habrá referéndum

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, en el Pleno del Congreso - JAIME GARCÍA

Al terminar la sesión de control en el Pleno del Congreso, el presidente Rajoy ha hecho unas contundentes declaraciones en los pasillos de la Cámara para denunciar el «golpe a la democracia» que se produjo la semana pasada en el Parlamento autonómico catalán y pedir tranquilidad a los ciudadanos porque el Gobierno cumplirá con su obligación para impedir el referéndum ilegal. En ese sentido, ha hecho un llamamiento claro a los ciudadanos: «Si a alguien la citan para una mesa electoral que no vaya porque sería un acto ilegal».

Rajoy ha descrito así el escenario que ve por delante hasta el 1 de octubre: «Nosotros lo único que contemplamos es que en España se cumpla la ley y se respeten los derechos de las personas».

Según ha explicado, a semana pasada hubo un pleno en el Parlament de Cataluña «donde en un día a los diputados no se les dejó enmendar, no se les dejó intervenir, se les privó de sus derechos y solo en 24 horas se cambió toda la legalidad, se liquidó la soberanía nacional y se convocó un referéndum».

Rajoy ha sido tajante al asegurar que no se permitirá el referéndum ilegal: «Comprenderá que eso no había ocurrido nunca en ninguno de los países de nuestro entorno ni por supuesto en España. Fue un acto claramente antidemocrático, como lo es la convocatoria de un referéndum ilegal, por tanto lo único que contemplamos, no hay otro escenario posible, es que ese referéndum no se puede celebrar».

Preguntado por la insumisión que están declarando los independentistas, el presidente ha comentado: «Es igual lo que se declaren. En España la ley se cumple porque España es una democracia, si la ley deja de cumplirse eso significa que la voluntad de la mayoría de los ciudadanos no sirve absolutamente para nada y que cada uno puede hacer lo que estime oportuno y conveniente, y eso es evidente que no puede ser. No hay ningún Gobierno en el mundo que pudiera aceptar que se celebrase un referéndum de esas características».

Rajoy ha asegurado que «la Fiscalía actuará siempre en defensa de la legalidad, y los jueces también y el Gobierno también, porque es nuestra obligación. No hay alternativa a eso. El Gobierno no puede permitir, ni la Fiscalía, ni el Poder Judicial, que unas personas decidan unilateralmente pasar por encima de la ley y hacer lo que estimen oportuno y conveniente. Eso no es posible, porque eso sería entrar en la ley de la selva, cada uno podría hacer lo que quisiera, si un Gobierno incumple la ley o unos diputados incumplen la ley pues todo el mundo está legitimidad para eso».

Sobre el diálogo que pide Puigdemont, Rajoy ha sido también muy claro en su mensaje: «No se puede hacer algo que es manifiestamente ilegal, como le he explicado al señor Puigdemont. Habla él ahora de que hay que hablar con el Gobierno, Llevamos mucho tiempo hablando, pero no se puede negociar diciendo que lo es que innegociable es liquidar la soberanía nacional y pasar por encima de Constitución y del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Eso no se va a producir. No hay ningún Gobierno democrático en ningún país del mundo que pueda aceptar algo de esas características».

Golpe a la democracia

El presidente «lamenta mucho» la actitud de Puigdemont y ha asegurado que le gustaría que hubiera comportamientos democráticos por parte de esas personas. «Insisto, lo que ocurrió el otro día en el Parlamento de Cataluña es lamentable, porque en seis horas se fabricó una Constitución, se liquidó todo lo anterior, no se dejó hablar a los diputados, se vulneraron todos los procedimientos. Fue un golpe a la democracia como no hemos visto nunca. No puede ser y no va a haber referéndum».

El llamamiento de Rajoy a los ciudadanos ha sido directo: «Aprovecho para decirle a todas las personas que entienden que el Gobierno tiene que cumplir con su obligación que lo vamos a hacer, que estén tranquilas que si a alguien se le cita para ir a una mesa electoral que no vaya porque no puede haber referéndum y porque sería un acto absolutamente ilegal».

Toda la actualidad en portada

comentarios