Rajoy recurre al Tribunal Constitucional la reforma del Parlament para una independencia exprés

Advierte de que después del 1 de octubre la clave debe ser «recuperar la normalidad»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este viernes un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma del Reglamento del Parlamento autonómico catalán, que permitiría la aprobación exprés de las leyes de ruptura de los independentistas. Rajoy cree que esa reforma supone eliminar las elementales garantías democráticas para aprobar leyes que vulneran la Constitución y la soberanía nacional.

Rajoy ha comparecido hoy en el Palacio de La Moncloa después del último Consejo de Ministros antes de las vacaciones de agosto, para hacer un «balance de la temporada». Ese balance ha tenido dos ejes principales: la mejora económica y la situación de Cataluña. Sobre el desafío independentista, el presidente ha insistido en que el 1 de octubre no habrá referéndum, y ha explicado que el Gobierno actuará con serenidad y mesura.

Rajoy habla habitualmente con Pedro Sánchez y Albert Rivera para explicarles las decisiones que va tomando el Gobierno, pero es la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la que tiene una comunicación permanente. En el PSOE habla con Patxi López, y en Ciudadanos con José Manuel Villegas e Inés Arrimadas.

El presidente ha insistido en que mantiene intacta su disposición a dialogar, pero nunca a negociar sobre un referéndum que es ilegal. Precisamente, este mismo viernes ha llamado por teléfono al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para interesarse por los heridos en el accidente de Cercanías en Barcelona. Según ha explicado, en la rueda de prensa, la conversación se ha limitado a ese asunto.

«La vuelta a la normalidad»

Rajoy no ha querido adelantar los posibles acontecimientos que se produzcan este verano en Cataluña, y tampoco ha querido entrar a valorar los rumores que apuntan a que ya se ha producido una compra de urnas. Pero sí que ha hablado de lo que pueda ocurrir a partir del 1 de octubre. Lo importante, ha subrayado, debe ser «la vuelta a la normalidad». Según ha señalado, en sus contactos con el PSOE y Ciudadanos se ha producido una aproximación sobre ese día siguiente al previsto para el referéndum ilegal, y todos están de acuerdos en que lo fundamental debe ser pasar la página de la desobediencia y la tensión social y recuperar la normalidad.

Respecto a la petición de comparecencia en el Congreso este verano para hablar del caso Gürtel, como quieren Podemos y el PSOE, Rajoy ha recordado que desde 2009 se ha presentado a tres elecciones generales, ha tenido decenas de intervenciones sobre ese asunto, y si ahora hay una más, «pues será una más». «Todo lo exagerado acaba por ser irrelevante», ha dicho, y acto seguido ha añadido: «La ansiedad siempre es mala consejera». Mensajes directos enviados a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Estabilidad en el Gobierno

En su balance, Rajoy ha presumido de la estabilidad conseguida en estos nueve meses de Gobierno, y ha destacado la colaboración de cuatro partidos: Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias, además de sus aliados electorales UPN y Foro Asturias. De hecho, ha mencionado la moción de censura que se debatió en el Congreso, y que a su juicio solo ha servido para mostrar que en España no hay una alternativa política a la mayoría actual.

A Rajoy se le ha preguntado por su futuro político, en concreto si piensa ser candidato en las próximas elecciones generales, después de un año en el que se ha pasado del bloqueo a presumir de estabilidad y crecimiento económico. «Yo me encuentro bien, con absoluta franqueza», ha empezado diciendo Rajoy. El presidente ha recordado que su Gobierno no lo ha tenido fácil, pero en una situación de «extrema dificultad» está tomando medidas «para mejorar la vida de los españoles»: «En este Gobierno tenemos ideas, ganas e ilusión, y lo único que me planteo es trabajar en beneficio de los españoles. Lo otro no me lo he planteado», ha zanjado.