Rajoy, en el Congreso de los Diputados la semana pasada
Rajoy, en el Congreso de los Diputados la semana pasada

Rajoy pide testificar por Gürtel el 26 o 27 de julio mediante videoconferencia

El presidente solicita declarar a distancia por ser el «instrumento más idóneo y menos pertubardor» para su agenda

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha solicitado formalmente testificar ante el juez del caso Gürtel el día 26 o 27 de julio mediante videoconferencia, por entender este como el medio «más idóneo y menos perturbador» para el ejercicio de sus funciones y responsabilidades de gobierno. En un escrito remitido al tribunal que juzga la presunta financiación ilegal del PP en varias campañas municipales en la Comunidad de Madrid, la secretaria general de la Presidencia del Gobierno, María Rosario Pablos López, Moncloa ofrece, a requerimiento del tribunal, esas dos fechas como «las más adecuadas» por la agenda del jefe del Ejecutivo.

El abogado del PP ya solicitó la fórmula de la videoconferencia y Génova adujo después que debía evitarse que Rajoy se persone ante la Audiencia Tribunal por razones de «seguridad y de orden público». La Moncloa añade que «la comparecencia física del Presidente del Gobierno ante el Tribunal, teniendo que desplazarse a San Fernando de Henares, implicaría un despliegue importante de recursos púlblicos».

Tanto desde Moncloa como Génova recuerdan que la Ley de Enjuiciamiento Criminal contempla la opción de testificar por videoconferencia e inciden en que esta opción es «habitual» en procesos penales que atañen a personas con responsabilidad de gestión pública, en este caso a Rajoy en calidad de testigo. El antecedente que cita el PP es el del expresidente de la Generalitat Artur Mas, que declaró desde su despacho como testigo en el caso del asalto al Parlamento catalán.

En el escrito de la Presidencia del Gobierno se aducen también los motivos de seguridad para descartar que Rajoy se persone ante el tribunal o que este se traslade a tomar declaración del presidente, lo que conllevaría mover a decenas de personas que lo componen, incluidos los acusados. «Un eventual desplazamiento del Presidente del Gobierno ante la sede física del Tribunal o bien una posible constitución de éste en el despacho oficial del Presidente supondría todo un conjunto de medidas de seguridad ciertamente desproporcionadas si tenemos en cuenta que la prueba podría practicarse a través de un medio menos gravoso como es el de la videoconferencia», concluyen en La Moncloa.

Como informó ABC, Génova contempla la posibilidad de que Rajoy declare desde su despacho del Congreso, «en su condición de diputado». Fuentes de la dirección nacional aseguran que barajan esa alternativa por ser la menos gravosa para la imagen del presidente y del propio partido. La Cámara Baja es «territorio neutral», apuntan desde Génova, donde se quiere evitar el paseillo del presidente ante el tribunal de la Audiencia Nacional donde se sientan acusados como Luis Bárcenas y Francisco Correa, entre otros.