Mariano Rajoy almorzó con Pepe Álvarez en Burgo, junto a la ministra Báñez y Pedro Hojas, de UGT Industria
Mariano Rajoy almorzó con Pepe Álvarez en Burgo, junto a la ministra Báñez y Pedro Hojas, de UGT Industria - ABC

Rajoy habla por primera vez en un acto de UGT

El presidente y el sindicato estrenan un puente de diálogo para llegar a acuerdos y entendimientos

Rajoy almuerza en Burgos con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez

«Hacer política es hacer las cosas a lo grande, tomar decisiones y no ocuparse de los chismes»

BurgosActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha viajado este jueves a Burgos para clausurar en la Casa del Cordón las jornadas «La Industria en España. Reflexiones», organizadas por UGT, apenas unas horas después de que el Congreso de los Diputados aprobara los Presupuestos Generales del Estado de 2017, con 176 votos. En el acto se ha podido ver un acercamiento claro entre el Gobierno y el histórico sindicato, que le ha tendido la mano lograr entendimientos. Al terminar el acto, Rajoy y el secretario general de UGT han comido juntos en Burgos.

Es la primera vez que un presidente del Gobierno del PP participa en un acto organizado por UGT, algo que desde el sindicato se ha valorado con satisfacción. «Es la primera vez que hablo en una jornada de la UGT, tras 35 años en política es bueno que llegue», ha subrayado Rajoy.

A su llegada a la Casa del Cordón, Rajoy ha sido recibido con aplausos de una parte del público que se había acercado, y con insultos por parte de otras personas (le han llamado «corrupto»). El presidente se ha acercado a los más amables para saludarles y fotografiarse con ellos. El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha saludado personalmente a Rajoy, que ha llegado a Burgos acompañado de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el presidente autonómico de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

El presidente ha defendido sus políticas y sus reformas ante los sindicalistas, pero estos también han expuesto ante Rajoy sus posiciones y le han pedido diálogo. Al final ha quedado claro que ambas partes quieren un puente de entendimiento, y que UGT pondrá por encima el interés de los trabajadores a otras motivaciones políticas. «No somos de nadie, solo de nuestros afiliados», ha dicho su secretario general.

El presidente del Gobierno ha agradecido al secretario general de UGT y su dirección por la invitación. «Me siento muy honrado». A partir de ahí, ha recordado que el objetivo principal es la recuperación económica y la creación de empleo. «Tras cinco años de recesión y destrucción de empleo sin precedentes, la economía lleva tres años de crecimiento. Es un éxito colectivo, del esfuerzo de los españoles, de las reformas del Gobierno y de la responsabilidad de los agentes sociales».

«Los agentes sociales, y en particular la UGT, han contribuido al cambio de rumbo de la economía española. No solo por haber actuado responsablemente, sino porque han hecho aportaciones concretas», ha señalado, en un claro guiño al sindicato. Respecto a la aprobación de los Presupuestos, «va a ayudar a que se creen 500.000 empleos en 2017, dará un mensaje de confianza en España, dentro y fuera de las fronteras, y un horizonte de estabilidad y futuro a agentes económicos y sociales»

Rajoy ha aceptado la propuesta de UGT de buscar un Pacto de Estado por la Industria. El presidente apoya ese diálogo entre Gobierno, partidos y agentes sociales para lograr un acuerdo en beneficio de un sector que representa el 16 por ciento del PIB.

Pero el presidente también se ha mostrado de acuerdo en otras propuestas del secretario general de UGT, como el de insistir en mejorar la formación.

UGT tiende la mano

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha reclamado una fuerte inversión en la industria. «Tenemos la obligación, en función de los intereses que representamos, de intentar con el Gobierno poner las bases para que se implanten las mejores políticas para los trabajadores. En medida en que el Gobierno esté dispuesto, esto no va a ser tema de un día, sino que vamos a trabajar, a plantear nuestras posiciones e intentar acuerdos con el Gobierno de España».

«Este país necesita diálogo, entendimiento y acuerdos y tiendo la mano de UGT para poder ser un interlocutor que finalmente pueda ayudar a los problemas», ha señalado Álvarez. «Presidente, en la industria, hay mucho trabajo que hacer y mejorar, porque sin industria es muy difícil recuperar el nivel de empleo que hemos tenido».

Álvarez ha agradecido la presencia de Rajoy y mostró su satisfacción por que aceptara la invitación. «No somos de nadie, solo de nuestros afiliados», advirtió. «Hoy hemos empezado un camino que espero que nos dé resultados», ha concluido.