El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Bruselas - ABC

Rajoy confirma que el Gobierno aprobará los Presupuestos de 2018 antes de Semana Santa

A partir de ahí intentará cerrar un acuerdo con los partidos, para que entren en vigor antes del verano

Enviado especial a BruselasActualizado:

La falta de acuerdo y los ataques de su «socio preferente», Ciudadanos, no frenarán a Mariano Rajoy en su objetivo de presentar los Presupuestos Generales del Estado de 2018. El presidente del Gobierno ha confirmado en Bruselas que antes de Semana Santa el Consejo de Ministros dará luz verde al proyecto, con varios meses de retraso, eso sí. Se repetirá el calendario del año pasado, para que las cuentas públicas estén aprobadas en el Congreso definitivamente en junio.

Hasta ahora había dudas sobre la intención real del Gobierno. Incluso desde la oposición se le acusaba de incumplir la Constitución por no presentar un proyecto. Pero Rajoy ha sido hoy más claro que nunca: antes del 25 de marzo, día en que ha marcado el inicio de la Semana Santa, el Gobierno aprobará las cuentas.

Queda lo más difícil, llegar a un acuerdo, pero Rajoy ha confiado en que durante la negociación posterior se produzca un acercamiento. Y también cuenta con que se alcance la normalidad en Cataluña, y eso permita al PNV un acercamiento al Ejecutivo.

Fuentes del Gobierno han confirmado a ABC que si el acuerdo no se alcanza y el Congreso acaba tumbando el proyecto, continuarán prorrogadas las cuentas de 2017, prorrogadas desde el 1 de enero. Pero han descartado un adelanto electoral como consecuencia de esa derrota.

Además, Rajoy ha negado que vaya a relevar a Luis de Guindos en el Ministerio de Economía este fin de semana, como quería el ministro. El presidente ha adelantado los requisitos que tendrá que tener quien le sustituya: competencia, capacidad de trabajo e ilusión. Pero por sus palabras puede deducirse que podría ser alguien muy cercano al equipo económico actual, ya que ha subrayado que debe conocer perfectamente los temas que están sobre la mesa ahora mismo, y no tener que estudiárselos de nuevas.