El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - ABC | Vídeo: ATLAS

Rajoy carga contra Sánchez: «Carece de autoridad moral y la moción se hace en su único interés»

El presidente del Gobierno, «muy cabreado» por la actitud del líder socialista: «Sánchez vuelve a las andadas»

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido dar la cara y comparecer en el Palacio de la Moncloa. Una comparecencia que se ha producido al término del Consejo de Ministros, y después de que el PSOE haya anunciado una moción de censura en el Congreso de los Diputados, tras la sentencia del caso Gürtel. «Muy cabreado» por la actitud de Pedro Sánchez, como han reconocido en La Moncloa, Rajoy ha advertido de que la moción de censura se celebra por el único interés del líder socialista. El presidente ha decidido no viajar a Kiev mañana, como tenía previsto para ver la final de la Champions League, que disputará el Real Madrid.

Rajoy ha descartado un adelanto de las elecciones generales, en lo que dependa de él, y ha advertido que el Gobierno que pretende formar Sánchez, ya sea con el apoyo de Ciudadanos y Podemos o con los independentistas en bloque, «es inviable».

Arropado por siete ministros, Rajoy ha recordado que la moción de censura se presenta en la misma semana en la que el Gobierno ha conseguido los apoyos suficientes para aprobar «los mejores Presupuestos de los últimos años». Estos Presupuestos, ha subrayado, «proporcionaban» estabilidad política al país.

La moción, ha recordado Rajoy, se presenta además en «una situación de dificultad para España», por la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

«Contra la estabilidad de España»

A su juicio, «esta moción va contra la estabilidad en España, tan necesaria hoy, una estabilidad que los Presupuestos garantizaban, y perjudica la recuperación económica. Es mala para España y para los españoles, introduce muchísima incertidumbre y es lesiva para todos». Rajoy ha alertado de la subida de la prima de riesgo y la caída de la bolsa.

Rajoy cree que la moción de censura se celebra «solo en interés de Pedro Sánchez». «Se hace en el único interés del señor Sánchez, que desde que perdió las elecciones está buscando su lugar en la política española. No tiene más objetivo que Sánchez sea presidente, a cualquier precio y con quien sea».

El presidente ha recordado que Sánchez tiene dos opciones: la primera es pactar con Ciudadanos y Podemos a la vez. Y la segunda, llegar a un acuerdo con ERC, con el PDECat de Puigdemont y Torra, con Bildu y Compromís. «Cualquier Gobierno con estos apoyos es inviable. El señor Sánchez eso lo sabe, pero a él le da igual».

Acto seguido, en una comparecencia que apenas ha durado 15 minutos, con preguntas incluidas, Rajoy ha entrado en el trasfondo, en la sentencia de la Gürtel. Cree que la moción «se justifica en una falsedad. Esta sentencia va a ser recurrida, no es firme. Tiene un voto particular. En esta sentencia no se ha condenado a ningún miembro del Gobierno que se pretende censurar. Y ninguno era juzgado. Se refiere a acontecimientos de 2003 en los ayuntamientos de Pozuelo y Majadahonda, y nada tiene que ver ningún miembro del Gobierno con eso».

«Lo que establece la sentencia es una responsabilidad civil y no penal del PP. Y eso se hace así porque el PP no conocía los hechos que se habían producido. Y eso lo dice la sentencia. No es verdad aquello en lo que se fundamenta la moción», ha reiterado Rajoy.

El presidente cree, además, que Sánchez carece de autoridad moral, y se ha preguntado si dimitirá cuando condenen al PSOE valenciano o haya sentencia de los ERE. «En suma, la moción no es la consecuencia de nada. Es la excusa de todas las necesidades políticas del señor Sánchez. Vuelve a la carga y a las andadas, pretendiendo constituir gobiernos con cualquiera que le dé sus votos. El programa es lo de menos». Rajoy cree que cualquier día veremos a Sánchez pactando con el señor Puigdemont.

Ya en el turno de preguntas, Rajoy ha descartado, en lo que de él dependa, adelantar las elecciones: «Soy partidario de que las legislaturas duren cuatro años. La moción de censura y la manía de adelantar elecciones responden a intereses de partido».

Respecto a su credibilidad, puesta en tela de juicio en la sentencia del caso Gürtel, el presidente se ha preguntado quién reparte certificados de credibilidad en España. Y se ha respondido él mismo: «Los reparten los ciudadanos». Y ha recordado que su partido tiene 134 diputados, frente a los 84 del PSOE. Ha defendido además que la aprobación de los Presupuestos son «una prueba de credibilidad».

Rajoy ha recordado que él ha pedido disculpas por el caso Gürtel «hasta la saciedad». Lo hizo cuando se conocieron los acontecimientos, volvió a hacerlo en el Senado. «Pero les trae sin cuidado que el PP lo haga. El objetivo es otro: ser presidente a cualquier precio. Nadie del Gobierno ha sido condenado, y este dato es suficientemente relevante. Vayamos a la mayor».