Rajoy, junto a Alonso, esta mañana en Madrid
Rajoy, junto a Alonso, esta mañana en Madrid - ABC

Rajoy acusa a Rivera de hacer «demagogia dañina» atacando el cupo vasco

El presidente insiste en que el concierto es ley que debe respetarse

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha censurado de forma sutil la actitud del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, por atacar el Concierto Vasco y la renegociación del cupo aprobada el jueves pasado en el Congreso y le ha acusado de hacer «demagogia, que es tan fácil como dañina», señalando agravios comparativos con otras comunidades autónomas. Es la primera vez que Rajoy se pronuncia en defensa del pacto de revisión del cupo vasco tras llegar a un acuerdo con el Gobierno del PNV de Iñigo Urkullu, que facilitó la aprobación de los Presupuestos de este año y allana el camino para la futura negociación de 2018, siempre que se estabilice la política catalana y el Gobierno derogue el 155 tras la vuelta a la normalidad.

En su estilo habitual, Rajoy no ha citado a Albert Rivera pero le ha dirigido un mensaje directo hacia su partido, Ciudadanos, que en los últimos días ha sacado cabeza rechazando el cupo vasco porque genera insolidaridad y desigualdad con el resto de españoles favoreciendo al País Vasco con una financiación privilegiada.

Rajoy ha presentado esta mañana en Madrid al líder del PP vasco, Alfonso Alonso, del que ha destacado su capacidad para «combinar convicción con responsabilidad, la mejor cualidad que puede tener» un dirigente político, ha señalado en el Forum Nueva Economía. «Es la política que huye de la demagogia que es tan fácil como dañina. Da seguridad, genera verdad y progreso», ha señalado el presidente del Ejecutivo y líder del PP.

«La Constitución reconoce, porque así lo hemos querido todos, el Concierto y el Convenio Económico (navarro) dentro del modelo de financiación», ha recalcado sumándose así a la defensa que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asumió en primera persona durante el debate parlamentario de la semana pasada, en la que se enzarzó con Rivera, el único que llamó a derogar los «privilegios» vascos. Compromís también se opuso a la actualización del cupo, aunque lo hizo para reivindicar que el Gobierno atienda cuanto antes la reforma de la financiación de las comunidades del régimen cómun.