Quinta queja de España en dos años y medio por las salidas de tono de Maduro

El embajador de Venezuela ha vuelto a ser convocado tras las acusaciones a Rajoy de tener presos políticos

MadridActualizado:

El Ministerio de Asuntos Exteriores convocó ayer miércoles, una vez más, al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, para expresarle su «rechazo absoluto» a unas declaraciones del presidente de ese país, Nicolás Maduro. En esta ocasión, Maduro había acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de «tener presos políticos», por el encarcelamiento de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Isea fue recibido por el director general para Iberoamérica, Antonio Pérez-Hernández, quien, además de transmitirle el rechazo por las manifestaciones de Maduro, las calificó de «inaceptables».

El martes, en un rueda de prensa con medios internacionales, el presidente de Venezuela afirmó: «No tiene moral el Gobierno de España, que reprimió al pueblo de Cataluña, apresa al presidente de la ANC, que pone preso a uno de los líderes de la sociedad civil catalana, que tiene presos políticos, que persigue al pueblo de Cataluña».

Reiteración

Un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores señaló ayer que el director general subrayó ante el embajador que «España confía en que este tipo de declaraciones y actitud reiterada por parte de las autoridades venezolanas cesen, para así hacer posible una relación de respeto con Venezuela».

Fuentes diplomáticas consultadas por ABC indicaron que no hay intención en estos momentos de llamar a consultas a nuestro embajador en Caracas, como se hizo en abril del pasado año, pero aseguraron que hay un gran malestar en el Gobierno por la reiteración de los insultos por parte de Maduro .

Las mismas fuentes añadieron que, en esta ocasión, la protesta se ha formulado de manera especialmente dura, haciendo saber al embajador para que lo transmita a su Gobierno que el problema de Cataluña es una cuestión muy importante para España y que las palabras del presidente de Venezuela son consideradas muy inamistosas.

Venezuela es el único país del mundo que, hasta el momento, se ha pronunciado en apoyo de los independentistas. En América Latina todos los Gobiernos, incluidos los más cercanos al régimen bolivariano, han respaldado al Gobierno español, y el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, según supo este periódico, se lo agradeció el pasado martes a sus embajadores en Madrid en una reunión mantenida en la sede de su departamento.

Réplica a Dastis

En sus declaraciones del martes, Maduro respondió a otras manifestaciones de Dastis, en las que aseguraba que la Unión Europea (UE) mantendrá las sanciones previstas contra el gobierno de Maduro. «No tiene moral la oligarquía española para referirse a nosotros, tomen las sanciones que les dé la gana. A Venezuela no la para nadie», afirmó.

El presidente venezolano utilizó la situación de Cataluña para tratar de desacreditar al Gobierno de Rajoy, aunque después admitió que es un asunto «interno» de España. «No me meto en ese tema, pero no tiene moral para referirse al país más democrático del continente americano, el que parió al libertador Simón Bolívar, que sacó aquí a los Borbones a plomo», dijo.